UGT FICA califica de irrenunciable nuestra defensa del empleo estable y de calidad en Airbus

La Sección Sindical Estatal de UGT FICA exige el cumplimiento del V Convenio Colectivo y el inicio de la negociación de un Plan Estratégico Industrial para Airbus en nuestro país que garantice el desarrollo industrial, tecnológico y de liderazgo de la industria aeronáutica nacional

La noticia sobre la cancelación del programa civil A380, manteniendo la última entrega prevista para el año 2021, es una información negativa para los trabajadores de Airbus ya que puede tener afectación en el futuro industrial de la compañía, aunque también ofrece situaciones de oportunidad.

Para empezar, lamentamos profundamente la actitud de la Dirección de desprecio hacia los trabajadores españoles al haber preferido lanzar una noticia de esta transcendencia sin haber mantenido previamente una reunión informativa con la representación social. Esta actitud es una nueva prueba de la mala fe, ineficacia y ausencia de respeto hacia los trabajadores de Airbus España, ya que en la mesa de diálogo social mantenida entre Dirección y Comité Interempresas hasta la semana pasada, en ningún momento se planteó nada sobre la decisión de cancelar el A380; a lo sumo, se trasladó la incertidumbre que se venía cerniendo sobre dicho programa, pero en ningún caso se habló de la cancelación y finalización del mismo con carácter inmediato. Estas incertidumbres, no obstante, también se han vinculado a otros programas en relación a la falta de ventas, como el A400M y el CN 295, como excusas para renegociar las condiciones acordadas en el V Convenio Colectivo y en el V Plan de empleo, restringiendo derechos, congelando salarios, precarizando al empleo… Hasta en el documento final, las incertidumbre siempre se han vinculado al compromiso de la representación de los trabajadores para abandonar cualquier escenario de movilizaciones, conflictividad y no colaboración; cuestión irrenunciable de la clase trabajadora.

Esto demuestra más que nunca la necesidad de los sindicatos de exigir a la Dirección el cumplimiento de los compromisos. Negociar y tener un PLAN INDUSTRIAL consensuado entre los sindicatos y la dirección, con el apoyo de las instituciones, es imprescindible para garantizar el desarrollo industrial, tecnológico y de liderazgo de la industria aeronáutica nacional, junto al empleo estable y la viabilidad de los centros de trabajo. Por ello, ante una situación de falta de liderazgo y de propuestas de presente y de futuro por parte de la Dirección española, se hace necesario más que nunca, desde la unidad sindical, el debate, toma de posición y la valoración de la necesidad de realizar las movilizaciones que se estimen oportunas.

Esta información no es nueva. El año pasado sufrimos la decisión, aún peor en términos de empleo, de la reducción de cadencia del programa (A380). La dirección intentó entonces utilizar esta situación real desde un tratamiento parcial para llevar a cabo sus pretensiones de precarizar el empleo. Pero el tiempo nos ha dado la razón. Si el planteamiento inicial de Airbus fue entonces plantear un excedente de 850 empleos, la realidad ha sido otra bien distinta, por cuanto la plantilla ha crecido entorno a los 500 empleos en el año 2018. Por eso apostamos por un plan industrial, pero también por preservar y mantener el empleo existente en nuestro país (subcontratados, ETT´S y plantilla tanto temporales, como indefinidos). Todo ello en un conntexto más amplio de renovación y rejuvenecimiento de la plantilla que mantenga y fomente el acceso a la jubilación parcial de los trabajadores veteranos en términos similares y homogéneos, todo ello de acuerdo con lo firmado en el V Plan de Empleo y de conformidad con las nuevas disposiciones legislativas para evitar situaciones de agravio comparativo entre los trabajadores y faciltar un equilibrio claro en la relación de empleo.

¡¡BASTA YA¡¡

Desde la Sección Sindical Estatal de UGT FICA Airbus no podemos continuar permitiendo el incumplimiento permanente por parte de la Dirección del V Convenio Colectivo y de la legislación vigente. Denunciamos la falta de voluntad en negociar un plan de futuro industrial, y los intentos de precarizar las condiciones laborales utilizando situaciones como la del Programa A380 que son problemas parciales que no se ajustan a la situación real del Grupo Airbus, (en 2018 se incrementaron los beneficios netos en casi un 27% en relación con el año 2017) del mercado aeronáutico internacional y del resto de programas. En un mercado internacional con una tendencia de crecimiento sostenido, Airbus se sitúa en números de récord (valor de las acciones, cuenta de resultados, EBIT, planes de producción y entregas, cartera de pedidos y ventas, etc..).

Esta realidad, unida a la diversificación de las actividades en nuestros centros de trabajo (a diferencia de lo que ocurre en otros países), a las herramientas y medidas de flexibilidad que de las que nos dotamos en el V Convenio Colectivo (movilidad redistribución y reequilibrios de cargas, movimiento de plantilla entre centros, bolsas flexibles. etc), a la subida de cadencia y pedidos de otros programas, o al desarrollo de otros nuevos, junto a las nuevas inversiones liberadas por el actual Gobierno y el anuncio de otras nuevas, hace que una aparente situación de crisis, como la que acarrea la cancelación del A380, pueda convertirse en una gran oportunidad.

Desde la SSE de UGT FICA en Airbus concluimos en la necesidad de exigir el cumplimiento del V Convenio Colectivo y dar inicio a la negociación de un Plan Estratégico Industrial para Airbus en nuestro país. Ello conlleva, necesariamente, la inaplicación unilateral de la propuesta impuesta por la Dirección al Comité Interempresas. Y precisa abordarlo desde la UNIDAD de todos los sindicatos, de todos los centros de trabajo y del conjunto de los trabajadores, sin fisuras.

Para ello, se hace necesaria una reunión del Comité Interempresas, para que se convoquen asambleas generales, donde se establezca este debate con el conjunto de las plantillas y donde se acuerden las movilizaciones que se hagan necesarias, el tiempo corre, y es imprescindible que esto se convoque ¡YA!