UGT FICA Extremadura denuncia malas prácticas de empresas agrarias de Extremadura con sus trabajadores

Les notifican, tras haber realizado dos campañas consecutivas, que no van a contar con ellos para una tercera, impidiéndoles la conversión de eventuales en fijos discontinuos

 

190812 finca boyalUGT FICA Extremadura ha tenido conocimiento en los últimos días de que numerosos trabajadores y trabajadoras del campo extremeño están recibiendo comunicaciones vía whasapp de sus patrones en las que, tras agradecerles los servicios prestados en las dos campañas anteriores, les anuncian que no van a contar con ellos para la campaña siguiente. Empresas como FINCA BOYAL, radicada en Don Benito, están echando mano de estas malas prácticas para impedir que los trabajadores eventuales que han trabajo para ella en las dos campañas anteriores, puedan convertirse en fijos discontinuos y beneficiarse de mejoras en sus condiciones laborales.

De esta forma, FINCA BOYAL utiliza un subterfugio del convenio colectivo para evitar que sus temporeros puedan mejorar su situación laboral ya que, según el convenio, para que los trabajadores eventuales puedan pasar a situación de fijos discontinuos se requiere haber trabajado en tres campañas sucesivas.  

UGT FICA Exremadura denuncia a este tipo de empresarios agrarios que, haciendo gala de una nula empatía, no dudan en seguir maltratando laboralmente a sus trabajadores para impedirles alcanzar mejoras en sus condiciones de trabajo y estabilidad en sus empleos. A la luz de estas prácticas, impropias del siglo XXI, el Sindicato recuerda a las patronales del sector que, en lugar de quejarse de falta de mano de obra agraria, deberían esmerarse en ofrecer unas condiciones "dignas" para que los trabajadores y trabajadoras del sector no sigan siendo explotados, puedan beneficiarse, al igual que los de otros sectores, del espíritu de la legislación laboral vigente, y no se vean obligados a emigrar a otras regiones o a cambiar de ocupación laboral.

UGT FICA Extremadura advierte, además, de que va a poner en conocimiento de la Autoridad Laboral la existencia de estas irregularidades para que pueda poner orden en el sector y evitar esta modalidad de explotación laboral. Paralelamente, va a convocar una reunión urgente del Comité de Empresa de FINCA BOYAL, en donde UGT FICA obtuvo por vez primera representación sindical en las pasadas elecciones, para estudiar la situación de los eventuales afectados y acordar las medidas a adoptar para impedir este tipo de atropellos laborales que impiden avanzar al sector agrario extremeño.