UGT FICA reclama al Gobierno en funciones que defienda los intereses de los trabajadores españoles frente a los ataques de Trump

Es necesario que los partidos políticos apoyen de manera contundente la respuesta que España y la Unión Europea den a estos ataques injustos e injustificados a nuestros sectores

 

180612 agricola1La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT reclama al Gobierno en funciones una defensa cerrada y contundente de los intereses de los trabajadores y trabajadoras españoles que se van a ver perjudicados en sus empleos y salarios por la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump. La imposición de un arancel del 25% a partir del 18 de octubre a productos nacionales como el aceite de oliva, la aceituna de mesa, el vino, el queso, el jamón y algunas frutas como los cítricos, supone un ataque directo a la economía española y más en concreto a los sectores agrario y agroalimentario que el Gobierno español no puede consentir.

UGT FICA considera que la Administración Trump pretende aprovechar el incidente de las ayudas a AIRBUS para acabar con la competencia libre y justa de los productos españoles en el mercado norteamericano, con consecuencias funestas para las empresas y los trabajadores y trabajadoras de los sectores directamente afectados, así como de sus empresas auxiliares.

Las medidas que pretende imponer EEUU no solo perjudican gravemente a nuestros sectores sino que, además, van a beneficiar a nuestros principales competidores en el mercado norteamericano, como son Italia y Grecia. Esta imposición supone por tanto un doble castigo para los sectores agrario y agroalimentario españoles, que vienen luchando duramente desde hace años por introducirse en un mercado muy competitivo y en algunos subsectores han alcanzado una posición de liderazgo en las exportaciones. Y todo ello en un difícil contexto provocado por la amenaza de un Brexit salvaje a la vuelta de la esquina, que va a afectar muy negativamente a ambos sectores.

UGT FICA exige al Gobierno en funciones que lidere la defensa de los intereses de nuestros trabajadores en el marco de la Unión Europea y articule una respuesta adecuada y proporcionada desde la UE a los ataques del presidente Trump a nuestros intereses económicos. La Federación considera tremendamente injusto que se grave a estos productos con aranceles del 25% y a los relacionados con la aeronáutica se les impongan el 10%, cuando han sido precisamente las ayudas a AIRBUS, la “excusa perfecta” para atacar a nuestros sectores, y más cuando el Gobierno norteamericano también ha facilitado ayudas a su aeronáutica, Boeing, que están siendo investigadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

191004 industria agroalimentaria1UGT FICA estima que el presidente Trump pretende hacer el mayor daño posible a los sectores afectados y eliminar de forma torticera una competencia que no puede combatir por los mecanismos usuales de competitividad de las empresas y calidad de los productos.

Insistir en la guerra comercial y en una política arancelaria restrictiva constituye un error histórico cuyas consecuencias van a pagar también las empresas y los trabajadores y trabajadoras norteamericanos.

La decisión de la Administración Trump coincide, además, con un escenario en el que, además, del Brexit, hay señales de una cada vez más evidente ralentización económica de la zona euro, junto a un contexto político inestable derivado del nuevo proceso electoral que vive nuestro país. Por ello creemos necesario que todos los partidos políticos apoyen sin fisuras y de manera contundente la respuesta que España y la Unión Europea den a estos ataques injustificados y no se aproveche esta situación de forma partidista.

Como afirmó recientemente el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, “necesitamos, más que nunca en nuestra historia reciente, políticos con visión de estado y altura de miras (de todas las ideologías) que posibiliten la defensa conjunta de nuestra industria y del empleo”.