NO a las empresas multiservicios

UGT FICA presenta una campaña contra la “explotación laboral” de las empresas multiservicios

ems2Ante la proliferación de empresas multiservicios (EMS) en los sectores industriales de nuestro país, que desregulan y precarizan las condiciones laborales y salariales a través de sus convenios de empresa, UGT FICA ha iniciado una campaña para luchar contra de la explotación laboral de sus trabajadores.

Las empresas multiservicios (EMS) no tienen una actividad principal, prestan servicios auxiliares que les demandan sus empresas clientes (limpieza, seguridad, mantenimiento, hostelería, transporte, etc.). Su contratación supone una reducción de costes de la actividad para la empresa usuaria, a costa de desregular y precarizar las condiciones laborales y salariales de sus trabajadores mediante convenios propios de empresa, evitando la aplicación de los convenios sectoriales o de las empresas principales.

Con la reforma laboral de 2012 se consolidó la prioridad de la aplicación del convenio de empresa por encima del convenio sectorial, abriendo la puerta al uso masivo y abusivo de este tipo de convenios, que en el caso de las multiservicios suele dar lugar a la aplicación del salario mínimo interprofesional y el Estatuto de los Trabajadores.
En la mayoría de los casos las EMS actúan como ETT, poniendo a disposición de la empresa usuaria a trabajadores que pueden operar en cualquier ámbito de la misma. Incluso se dan casos en los que empresas principales contratan a una ETT que a su vez contrata a una EMS, que en muchas ocasiones es propiedad de la propia ETT, revistiendo de legalidad lo que en el fondo es un monumental fraude a la Seguridad Social y a toda la ciudadanía.

Al contrario de lo establecido en el artículo 23.2 de la Declaración Universal de Derechos, en la contratación de trabajadores a través de EMS existe un trato desigual no justificado para trabajos de igual valor. A través de la negociación colectiva hemos confirmado que, entre otras condiciones laborales, los sueldos y las jornadas de las EMS son mucho peores que las condiciones reguladas por el convenio marco o sectorial de referencia.

Ante esta nueva realidad productiva y ante la situación del marco legal y contractual, nuestra Federación seguirá llevando a cabo cuantas acciones sean necesarias para conseguir una mejor y mayor regulación del fenómeno de la externalización y subcontratación mediante los convenios colectivos sectoriales y las reformas legislativas necesarias. Por ello, vamos a continuar con el proceso de impugnación de los convenios de EMS, como hemos venido realizando en los últimos años.

Hasta ahora los mejores y más inmediatos resultados han sido la anulación, por falta de legitimidad de las partes firmantes, de casi el 100% de las decenas de convenios de empresa que los sindicatos han impugnado ante la Audiencia Nacional, y las diferentes campañas de denuncia a la Inspección de Trabajo que se han iniciado a raíz de dichas anulaciones que están produciendo efectos en amplios colectivos y sectores.
Desde mayo de 2015, UGT y CCOO hemos llevado ante los Tribunales el máximo de convenios de empresa “multiservicio”, y éstos han tumbado hasta ahora 45 convenios de empresa multiservicios inspirados en la reforma laboral. En todos estos casos han sido anulados por la Autoridad Laboral por “falta de legitimidad de la mesa negociadora”, es decir, las empresas multiservicio constituyeron de forma irregular las mesas negociadoras, además de pactar condiciones inferiores a las del convenio sectorial de referencia e incluir cláusulas abusivas e ilegales.

En cualquier caso, en el ámbito de la negociación colectiva, desde UGT FICA no firmaremos convenios que no cumplan con las mínimas garantías laborales y salariales recogidas en los convenios sectoriales. Seguiremos exigiendo a la Inspección de Trabajo que intensifique la vigilancia para evitar las prácticas fraudulentas o irregulares de estas empresas (que repercuten negativamente en los ingresos por cotizaciones en el sistema de la Seguridad Social y en los ingresos de la Hacienda Pública). Consideramos que la responsabilidad última de las condiciones de los trabajadores de estas empresas multiservicios recae en las empresas que contratan, sean éstas de carácter privado, público o la propia Administración.

En la negociación colectiva, aunque también se han producido avances, el principal obstáculo sigue siendo la reforma laboral de 2012 y la prevalencia del convenio de empresa frente al sectorial. Aun así, desde UGT FICA hemos conseguido incorporar cláusulas de garantía para el personal externalizado en convenios como el Convenio Estatal de la Industria, la Tecnología y los Servicios del Sector del Metal de 2016, en el Convenio de Empresa de SEAT de 2016, y en el de Opel España de 2016.

Vamos a defender, a través de la negociación colectiva sectorial, la necesidad de incluir la limitación de la actuación de las empresas multiservicios en nuestros sectores, o como mínimo, que se garantice “a igual trabajo igual salario” para todos los trabajadores y trabajadoras tanto con las plantillas de las empresas principales como con el personal subcontratado, regulando la garantía de una externalización responsable,.
Consideramos imprescindible que se consensue entre las partes implicadas  (confederaciones sindicales, empresariales, Gobierno, y partidos políticos) un marco legal que impida de una vez por todas la actual “explotación laboral” que realizan estas empresas, que necesariamente ha de pasar por la derogación de las reformas laborales.

En la actualidad se estima que el 90% de las empresas con un volumen de facturación superior a 12 millones € tienen externalizados sus servicios complementarios, y el 70% de las empresas que facturan más de 3 millones €.

Las multiservicios, empresas del siglo XXI con salarios del siglo pasado. Legalizan la explotación laboral