Jesús Ordóñez reclama a las patronales de Melilla que actualicen los incrementos salariales de los convenios de la construcción y del metal

El secretario de Acción Sindical de UGT FICA llama a la responsabilidad de las patronales para negociar la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores en un contexto de recuperación económica

 

180418 convenios melilla1El secretario de Acción Sindical de UGT FICA, Jesús Ordóñez, reclamó ayer en Melilla, a las patronales de los sectores de la construcción y del metal de la ciudad autónoma que se sienten a negociar la actualización de las incrementos salariales de ambos convenios colectivos. Ordóñez hizo un llamamiento a la responsabilidad de las patronales melillenses para que apliquen las subidas salariales y mejoren las condiciones laborales de los trabajadores de ambos sectores.

En el caso del sector de la construcción, que tiene ámbito estatal y afecta a 1.200 trabajadores melillenses, Ordóñez criticó el incumplimiento de los acuerdos salariales pactados en el convenio que, a pesar de reflejar incrementos del 1,9% para el año 2017 y un 2% para este año, no se están aplicando, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo cercano al 4%. Además, insistió también en la necesidad de acordar el calendario laboral y de que las empresas tengan en cuenta aspectos específicos de Melilla, como el pago de la bonificación de la Seguridad Social que corresponde al trabajador o el plus de residencia, que no todas las empresas abonan.

Con relación al convenio colectivo del metal, que afecta a más de 600 trabajadores, Ordóñez lamentó que la patronal mantenga bloqueada la negociación del mismo desde el año 2011, en que decayó la vigencia del convenio, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo para estos trabajadores del 11%. A este respecto, el secretario de Acción Sindical criticó que las empresas "estén dispuestas a sacrificar y paralizar los incrementos salariales en tiempos de crisis pero ahora que hay un crecimiento económico la patronal no encuentre fecha para poder actualizar estas tablas salariales". El bloqueo que mantiene la patronal, facilitado por la reforma laboral del PP, impide que desde hace seis años los trabajadores puedan tener actualizadas y reguladas todas sus condiciones laborales, tanto en materia salarial como de seguros, distribución de la jornada, salud laboral, formación, conciliación de la vida laboral y familiar, calendario laboral, etc..