La Transición Energética, el carbón autóctono, las centrales térmicas y el futuro de las comarcas mineras

Víctor

El próximo sábado hará un mes que solicitamos una reunión a la ministra de Transición Ecológica con el fin de trasladar nuestras reivindicaciones al nuevo gobierno y la necesidad urgente de retomar las negociaciones sobre el " Acuerdo Marco para una Transición Justa de la Minería del Carbón y Desarrollo Sostenible de la Comarcas Mineras de España 2019-2027”

Desde UGT-FICA llevamos muchos años trabajando y negociando con los diferentes gobiernos planes que permitieron ir manteniendo una parte muy importante del sector minero. No ocurrió lo mismo con la deseada recuperación industrial -crecimiento económico y social- de las Comarcas Mineras, imprescindible para la culminación de cualquier proceso industrial.

Transición Justa, como se llama ahora a un sistema que nos lleva a la reducción de gases de efecto invernadero (GEI), es aquella que no destruye ninguno de los empleos existentes; es aquella que sin perjudicar ningún sector de la sociedad, crea puestos de trabajo antes de destruirlos y no es aquella que genera más paro en unos territorios que ya tienen unas cifras insostenibles de desempleo. Tampoco es aquella que genera desasosiego, ni todo es negro ni todo es blanco, hay grises.

En UGT-FICA no nos negamos al hecho que debemos caminar hacia una transición con eliminación de emisiones de GEI, pero observando algunos factores importantes como medio ambiente, precio, seguridad de suministro con carbón autóctono como energía de respaldo y garantía de empleo. Sobre todo defendemos el mantenimiento de una fuente de energía que aporta al mix eléctrico garantía, seguridad, respaldo, inercia, fiabilidad y precio.

La situación de incertidumbre es ya insostenible y casi agónica. O le damos entre todas las partes una solución urgente y coherente, que clarifique el futuro de nuestro sector y de las Comarcas Mineras, o una vez más, y ya son demasiadas, estaremos condenando a un sector y sus territorios al paro, la pobreza y la desolación.

La planificación energética de un país es una responsabilidad política, ya que hablamos de un bien o servicio esencial y estratégico para el desarrollo de la actividad económica de las empresas con serias repercusiones territoriales en el empleo y la vida cotidiana de los ciudadanos. Son los poderes públicos, y no los interésese particulares de ciertas energéticas, los que deben preservar el equilibrio entre el interés ambiental, económico, técnico, social y territorial.

 

Pensamos desde UGT-FICA que el diálogo es la única y la mejor manera de llegar al entendimiento. A través de un acuerdo entre los actores implicados: Sector, Comarcas Mineras, Sindicatos y Gobierno se deben acordar objetivos asumibles para todas las partes, entre otros el cumplimiento del Marco de Actuación 2013-2018, y la apuesta por el futuro para el sector más allá de 2018; la reactivación de las Comarcas Mineras y el mantenimiento de una producción de carbón autóctono y su uso en las centrales térmicas de generación eléctrica.

Es necesario un mecanismo que permita la mejora medioambiental y la desnitrificación de las emisiones en instalaciones de producción de electricidad con carbón autóctono tal como el céntimo verde o similar. Defenderemos una transición energética que vaya en la línea de aprobar mecanismos de capacidad cuyo objetivo sea garantizar la seguridad del suministro eléctrico, como los seis mecanismos de capacidad aprobados recientemente por la UE y que afectan a más de la mitad de la población europea.

Es conocida la reivindicación de UGT FICA sobre la necesidad, mientras llegamos al año 2050, de acordar un Pacto de Estado por la Energía, sostenible, creíble y consensuado, que recoja con rigor el escenario energético y económico de los próximos años, un mix eficiente de generación, donde todas las energías tengan su presencia, cada una en su justa medida, incluido el carbón nacional. Se debe retomar e impulsar los proyectos de Captación, Secuestro y Almacenamiento de CO2 y fomentar la búsqueda de soluciones y proyectos, que permitan lograr, durante el periodo de transición energética, una combustión más limpia de las centrales térmicas existentes.

 

Es necesario un compromiso de garantía de suministro que garantice la suficiente participación de carbón nacional en el mix de generación eléctrica que permita consolidar el sector del carbón autóctono en nuestro país. Si las ayudas indirectas a través de Obligaciones de Servicio Público son compatibles con el derecho comunitario, puedan aplicarse, ahora y después de 2018.

Es conocida la reivindicación de UGT FICA sobre la necesidad, mientras llega el 2050, de acordar un Pacto de Estado por la Energía, que sea sostenible, creíble y consensuado, que recoja con realismo y rigor el escenario energético y económico de los próximos años, un mix eficiente de generación, donde todas las energías tengan su presencia, cada una en su justa medida, incluido el carbón nacional.

Desde UGT FICA reclamamos que se apliquen medidas legales para mantener operativas las centrales térmicas que sean precisas con el fin de disponer de una garantía de suministro estable y, en paralelo, obtener la consideración del carbón autóctono como reserva estratégica.

 

Proponemos fomentar el desarrollo de proyectos empresariales generadores de empleo y el apoyo a la creación de infraestructuras, sin olvidar la formación y la ejecución de los proyectos tramitados de acuerdo a la normativa sobre "Fondos Mineros”.

Es necesaria la continuidad de las explotaciones mineras más allá de 2018 y acordar nuevas medidas de futuro que releven a las actuales en las diferentes materias del marco normativo. Para ello hay que tener en cuenta medidas sociales y de reactivación, infraestructuras, empresariales y formación. En definitiva las partes deberíamos retomar ya la negociación del nuevo marco que ya estábamos trabajando con el anterior gobierno; con la referencia de los anteriores y dentro de los parámetros expuestos en este comunicado con vigencia a partir del 1 de enero de 2019 y hasta la finalización que las partes acordemos, nosotros nuestra fecha de referencia es en principio el 2027.

Está en manos del actual gobierno el cumplir con lo prometido cuando estaba en la oposición. Yo creo y espero que así sea, puesto que el PSOE, este nuevo PSOE, no puede permitirse el lujo de decir una cosa y hacer otra tal como nos lleva sucediendo con prácticamente todas las promesas de gobiernos anteriores de diferentes signo político y porque no tengo que dudar de todas las referencias a la defensa y continuidad del carbón autóctono y de las Centrales Térmicas y el cambio económico e industrial de las Comarcas Mineras durante estos últimos años de los diferentes, diputados, senadores, Presidentes de diferentes Comunidades Autónomas, Secretarios Generales del PSOE de las Comunidades Autónomas afectadas, de agrupaciones territoriales y del Secretario General, ahora Presidente del Gobierno de España. Todos ellos y todas ellas prometieron a los mineros y a las Comarcas Mineras una solución digna para la minería del carbón.

Nosotros no vamos a caer en la resignación, ni a entregarnos. Defenderemos nuestro sector como siempre lo hemos hecho, desde el diálogo y con la negociación, pero sin renunciar a la presión y a la movilización.

Desde UGT FICA esperamos la convocatoria en breve de una reunión que sirva para retomar las negociaciones de un nuevo marco que defina un futuro para el carbón autóctono, las centrales térmicas y las comarcas mineras tal como ya se puso de manifiesto la semana pasada en la reunión del PSOE dando participación a los agentes sociales.

Víctor Fernandez

secretario del Sector Minero de UGT-FICA

10 de julio de 2018