El sector de Elaboración de Productos del Mar irá a la huelga indefinida a partir del 15 de noviembre si la patronal sigue bloqueando la negociación del convenio

 Los sindicatos esperan que, antes de esta fecha, la patronal facilite la posibilidad de alcanzar un acuerdo satisfatorio que suponga mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores del sector

Las tres centrales sindicales presentes en la mesa negociadora del Convenio de Elaboración de Productos del Mar (UGT FICA, CCOO, y CIG), acordaron el pasado 2 de noviembre la convocatoria de una huelga indefinida en el sector a partir del día 15 de noviembre en protesta por el bloqueo en la negociación del convenio colectivo. Además, acordaron llevar a cabo una serie de acciones conjuntas de protesta en tanto en cuanto se cumplen los plazos mínimos establecidos por la ley para secundar la convocatoria. Estas acciones se concretan en:

– Establecer un calendario de asambleas informativas en cada empresa,
– Asistencia de una amplia representación de delegados y delegadas a la sesión plenaria del Parlamento Gallego convocada para hoy martes 6 de noviembre a partir de las 18:00 horas. Al mismo tiempo se llevará a cabo una rueda de prensa en la misma sede del Parlamento con el objetivo de recabar la mayor repercusión posible al conflicto que viven los y las trabajadoras del sector,
– Reunión de trabajadores y trabajadores y de delegados y delegadas del sector con los distintos grupos parlamentarios frente a la sede de Cabomar en fecha aún por confirmar, aunque posiblemente se lleve a cabo el día 9 de noviembre, en apoyo a las reivindicaciones de los trabajdores y trabajadoras del sector. Se hará tambén una rueda de prensa,
– Los días 12, 13 y 14 de noviembre se ha proceder a distribuir octavillas informativas en los supermercados donde se comercializan los productos elaborados del mar para informar a los clientes y clientes de la problemática del sector y recabar la implicación de las direcciones de los supermercados y de sus clientes/las.

Consideramos que la patronal tiene tiempo suficiente para evitar este conflicto, demostrando con propuestas concretas que satisfagan las reivindicaciones del conjunto de las personas que trabajan en el sector. Cumplido este plazo, la responsabilidad de alcanzar o no un acuerdo a partir del 15 de noviembre será de la patronal.