El empleo en la industria perdió fuelle en 2018

UGT FICA sigue insistiendo en la urgente necesidad de cambiar el modelo económico y de reindustrializar el país a través de un Pacto de Estado por la Industria

 

 

190131 empleo industriaLos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al cuarto trimestre de 2018 de la Encuesta de Población Activa no dejan lugar a dudas: el año 2018 ha sido un buen año para el empleo, aunque se siga manteniendo e incluso aumentando el nivel de precariedad. Se han creado 562.000 empleos, la mayor cifra desde 2006, y se ha reducido la pérdida de empleo en 462.400 personas. Sin embargo, el empleo en el sector industrial ha perdido fuelle.

De hecho, la industria ha sido el único sector que ha registrado pérdida de ocupación en 2018, al reducirse ésta en 3.000 empleos, un –0,11% menos que el año anterior. Por contra, la ocupación creció en los Servicios (428.100 ocupados más), la Construcción (136.300) y la Agricultura (4.900). Hay que recordar que en 2017, la ocupación en el sector industrial creció en 132.000 empleos, un 5,13% más que el año anterior.

Buena culpa de este dato negativo lo tiene la ocupación registrada en el último trimestre del año. Mientras que la ocupación en la agricultura y la construcción aumentó significativamente en este cuarto trimestre (57.200 y 39.800 ocupados más, respectivamente), la caída de la ocupación en el sector industrial supuso la pérdida 17.400 empleos, el –0,64% con relación al trimestre anterior.

Pese a este dato, la pérdida de empleo en el sector industrial se redujo en 2018 en un total de 2.900 trabajadores, un factor significativo, ya que se trata de la reducción más baja registrada en todos los sectores.

El último trimestre de 2018 ha sido también negativo para reducir la pérdida de empleo en el sector industrial ya que, por el contrario, fueron 9.700 trabajadores los perdieron su empleo en el cuarto trimestre. Agricultura y construcción lograron sacar del desempleo a 21.300 y a 3.300 trabajadores, respectivamente, mientras que el sector servicio fue donde creció más el desempleo, con una pérdida de empleo que afectó a 84.200 trabajadores.

Además, la temporalidad y el empleo a tiempo parcial siguen precarizando la calidad del empleo, unos factores negativos a los que se ha unido la proliferación de nuevas vías de empeoramiento de las condiciones laborales, como las empresas multiservicios, los falsos autónomos, la economía de plataformas, etc…

En este contexto resulta paradójica la afirmación del presidente de la Cámara de Comercio de España de que las empresas tienen problemas para cubrir entre 300.000 y 500.000 empleos por falta de cualificación. Desde UGT FICA llevamos muchos años reclamando una formación profesional que esté cada vez más vinculada a la realidad del mercado de trabajo y por ello insistimos a los distintos Gobiernos en que apuesten por la formación dual, fomenten la cualificación de los y las trabajadoras, y promuevan planes de formación dirigidos a cubrir las necesidades de los nuevos nichos de empleo.

Por otro lado, una de las pocas notas positivas ha sido el incremento en el uso del contrato de relevo en los distintos sectores económicos, con un crecimiento del 25% en 2018, lo que constituye un elemento importante a tener en cuenta ya que este aumento se produjo antes de la entrada en vigor (el 1 de enero de 2019) de la mejora normativa que regula la jubilación parcial por contrato de relevo. Este cambio va a contribuir, a buen seguro, a rejuvenecer las plantillas y a mejorar la calidad de las nuevas contrataciones que se realicen a lo largo de este año.

Ante estos datos, parece cada vez más clara la necesidad afrontar un cambio de modelo económico que permita reindustrializar el país para dar a la economía española la solidez necesaria para afrontar los retos presentes y futuros. Desde UGT FICA venimos exigiendo desde hace años por la consecución de un Pacto de Estado por la Industria que desarrolle las medidas y políticas de estado que configuren, en su conjunto, una política industrial integral sostenida en el tiempo que sitúe a la industria como motor de la economía y de la creación de empleo estable y con derechos.

La política industrial sigue siendo un objetivo prioritario para el Sindicato. De hecho, los países más desarrollados de la Unión Europea, así como los países emergentes, están apostando por el desarrollo industrial como base fundamental de su crecimiento y es por ello que han salido más rápido de la crisis económica. Desde UGT FICA vamos a seguir exigiendo al Gobierno que cumpla el objetivo marcado por la Unión Europea de incrementar al menos hasta el 20% el peso de la industria en el conjunto del PIB en el año 2020.