UGT FICA Ávila alerta del futuro incierto de los 150 empleados de las auxiliares en Nissan

La Federación reclama unas políticas serias que potencien el tejido industrial en la provincia de Ávila y que con ello, se fije población para que los jóvenes no tengan que abandonar la provincia por falta de oportunidades

190408 Empresas Auxiliares NissanLa Federación Industria, Construcción y Agro de UGT Ávila alerta nuevamnete sobre el "incierto futuro" a partir de septiembre para los aproximadamente 150 trabajadores de las empresas auxiliares que trabajan para la planta que Nissan tiene en Ávila.

De esta manera, nuestra Federación vuelve a recordar el proceso de transformación en el que se encuentra inmersa la fábrica abulense, después de que a mediados de 2017 se acordara su conversión en un centro de recambios de la Alianza Renault-Nissan en Europa.

Aquel acuerdo al que se llegó en "tiempo de descuento" la dirección de Nissan y el comité de empresa tras unas tensas negociaciones, tuvo consecuencias sobre los cerca de 500 trabajadores de la planta, que sufrieron "una importante merma en sus salarios, para que la empresa pueda continuar en Ávila muchos años".

Asimismo, UGT FICA denuncia que tras aquellas dificultades, "el problema de Nissan no está resuelto al 100 por cien", ya que en torno a 150 trabajadores de las empresas auxiliares que dependen directamente de Nissan, "aumentarán las listas del paro a partir de septiembre si no se busca una solución de continuidad para ellos".

En septiembre es cuando la factoría dejará de producir vehículos industriales e iniciará su proceso definitivo de transformación.

UGT FICA Ávila ha informado en repetidas veces de esta situación a Nissan, a la Junta Castilla León y al alcalde de Ávila, José Luis Rivas, quien durante una reunión mantenida hace un mes y medio con los representantes de las empresas auxiliares, "se ofreció a contactar con Nissan para tener una reunión a tres bandas". Tras ese ofrecimiento del regidor, desde UGT aseguramos que no hemos vuelto a "saber nada".

Por ello, UGT consideramos que "el problema no está resuelto" y que "todavía queda mucho por hacer" en la capital abulense. La Federación considera que "Ávila no puede depender de una única empresa que cuando tenga un constipado, haga temblar los cimientos de la ciudad",  que ha tendido la mano a todas las partes implicadas y solicitamos que  de una vez por todas "se empiece a trabajar conjuntamente para dar una solución a esta situación".

"Necesitamos unas políticas serias que potencien nuestro tejido industrial y que con ello se fije población en una ciudad que asiste perpleja a los datos de un padrón cada día más pequeño y así evitar que nuestros jóvenes abandonen nuestra ciudad, porque no encuentran oportunidades", reclamamos desde UGT FICA Ávila.

Gabinete de Comunicación
UGT FICA Castilla y León