Imprimir

UGT FICA La Rioja denuncia la pérdida de más de 70 puestos y el riesgo para los usuarios en gasolineras desatendidas

 

El sindicato llama a los riojanos a no repostar en ellas "puesto que solo implican pérdida de trabajo y empobrecimiento del entorno"

190529 FICA La Rioja gasolinerasLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT de La Rioja viene desarrollando desde 2017 una campaña de denuncia y de recogida de más de 8.000 firmas en La Rioja sobre el impacto laboral y el riesgo para la salud de los usuarios en las denominadas ‘gasolineras desatendidas’ –sin ningún trabajador-.

Igualmente, se han realizado reuniones con todos los partidos políticos del arco parlamentario (todos menos Ciudadanos) así como PR+ para intentar impulsar una normativa que regule las gasolineras desatendidas, como ya existe en otras Comunidades. De hecho, el PSOE riojano ya presentó un Proyecto No de ley para su regulación.

UGT FICA denuncia que por cada gasolinera desatendida se destruyen 5,4 puestos de trabajo, lo que en La Rioja, con al menos 14 gasolineras desatendidas, alcanzaría una cifra no inferior a 70 puestos de trabajo. A nivel nacional hay más de 600 no atendidas, con más de 3.200 puestos de trabajo en juego.

A este impacto laboral se suman los riesgos para los usuarios en los repostajes puesto que puede producirse cualquier derrame o goteo de surtidores. Un riesgo mayor aún para las personas con movilidad reducida, que apenas pueden acceder al repostaje, por lo que se vulneran sus derechos perjudicando su autonomía y sus derechos como consumidores.

Por otro lado, el empresario que sí apuesta por tener gasolineras atendidas y consolidarlas como punto de socorro y de atención al cliente, se encuentra con una tremenda competencia desleal con respecto a estas ‘gasolineras fantasma’.

Además, contribuye al empobrecimiento de zonas rurales y todo ello sin ningún tipo de control, por lo que facilita el fraude e incluso supone un riesgo de seguridad pública debido a que se desconoce cómo y para qué se utiliza ese combustible.

Por todo ello, UGT FICA llama a los riojanos a no utilizar este tipo de gasolineras porque sólo ofrecen pérdida de puestos laborales y empobrecimiento del entorno, al tiempo que insta al nuevo gobierno –tras su próxima composición-, a abordar esta situación para que al menos haya un trabajador por gasolinera que sea capaz de socorrer y prestar la atención adecuada y en condiciones de seguridad.

En esta dinámica, UGT FICA volverá a solicitar reuniones con todos los grupos parlamentarios para insistir en esta problemática y buscar una solución a un sector que ya ha sido castigado durante los últimos años.