El nuevo Gobierno debe abordar un plan de choque por el empleo de calidad

UGT insiste en derogar la reforma laboral para reducir la rotación, el empleo temporal, los bajos salarios y el paro de larga y muy larga duración

El desempleo ha bajado en 84.075 personas (-2,66% respecto al mes anterior), situando la cifra total de personas en paro en 3.079.491, el 59,4% de ellas mujeres, según los datos correspondientes al mes de mayo publicados hoy por los Servicios Públicos de Empleo.

Se mantiene la tendencia de abril, aunque se constata el signo estacional de mayo, con el inicio de temporada marcado el empuje de actividades de hostelería (crece en el mes la afiliación a este sector el 5,72%) y por el descenso del desempleo en sectores relacionados con el turismo.

En este sentido, se constata un aumento de la afiliación en actividades ligadas a la estacionalidad, eso sí, a través de empleos temporales (lo son 9 de cada 100 contratos registrados). En mayo, sólo un 5% de los contratos fueron indefinidos a tiempo completo, con consecuencias muy negativas en términos de calidad del empleo y de capacidad adquisitiva.

Se está registrando una elevada rotación en el empleo, ya que, según las últimas cifras de gestión del propio SEPE (datos a marzo), la proporción de contratos registrados en el último año en relación con el número total de trabajadores contratados en los 12 últimos meses es de 2,93 contratos. Una cifra que va en aumento.

La tasa de cobertura se mantiene en un 59,12% en abril (muy por debajo del 70,6% logrado en 2011) y el paro de larga duración y muy larga duración persiste.

UGT, a la vista de estos datos, exige un plan de choque por el empleo de calidad y con derechos y reclama con urgencia la derogación de la reforma laboral. Más empleo de calidad, para combatir el desempleo estructural y la precariedad laboral, deben ser objetivos prioritarios del nuevo Gobierno que se constituya en esta legislatura.