La dirección de Volkswagen Navarra y los sindicatos UGT FICA, CCOO y ELA firman el acuerdo para optar al tercer modelo

La dirección de Volkswagen Navarra y los sindicatos UGT FICA, CCOO y ELA, que suman 23 de los 29 miembros del Comité de Empresa (12, 8 y 3, respectivamente), han firmado un acuerdo para optar al tercer modelo para la planta de Landaben. El acuerdo se remite ahora a la central de Volkswagen en Wolfsburg (Alemania), con el objetivo de conseguir la adjudicación del nuevo vehículo, que acompañaría en la fábrica al Volkswagen Polo y al Volkswagen T-Cross.


La central de Wolfsburg transmitió hace dos semanas a los representantes de la planta de Landaben la necesidad de comprometerse a cumplir los objetivos de productividad encomendados, demandó un incremento en el número de coches que se producen a diario, pidió el cumplimiento del programa productivo de 2019 y apremió a las partes a alcanzar un acuerdo para el tercer modelo antes del próximo 6 de julio.

En este sentido, y tras la propuesta presentada la semana pasada por la dirección de Volkswagen Navarra al comité de empresa, el acuerdo del tercer modelo ha sido rubricado este miércoles por la dirección y la mayoría del comité de empresa.

CONTENIDO DEL ACUERDO

El acuerdo para el tercer modelo contiene, entre otros aspectos, seis medidas, tres sobre el cumplimiento del programa de producción de 2019 y otras tres sobre competitividad del tercer modelo.

Por lo que al cumplimiento del programa para el presente año respecta, en el acuerdo se establece la aplicación de las medidas de flexibilidad del convenio colectivo necesarias para la realización del programa, priorizando los desplazamientos de pausa en los turnos necesarios hasta final de año y la realización de sábados voluntarios; se recoge el desplazamiento de un turno de trabajo de julio a agosto en las condiciones que se pacten en el acuerdo de cambio sustancial de condiciones de trabajo; y se acuerda la puesta en marcha, tras las vacaciones de verano, de un corredor de jornada industrial de 4 días, con la referencia de que ningún trabajador trabaje por encima de los 216 días, que es la jornada individual pactada en el acuerdo general de calendario para 2019, de tal forma que se trabaje produciendo coches todos los días posibles del resto del año.

Las medidas de competitividad, por su parte, persiguen la consecución de los objetivos anuales de productividad previstos y el aumento de la capacidad productiva a 1.438 coches/día en dos fases (en el momento de la adjudicación y a partir del 4 de noviembre, en ambos casos con 5 coches más por turno).

Además, el acuerdo recoge el compromiso de acordar las medidas organizativas necesarias para la preparación de los lanzamientos y para los propios lanzamientos; y las medidas estructurales y de flexibilidad (turnos de trabajo, desplazamientos de pausa) que se requieran cuando los volúmenes productivos lo exijan.

Asimismo, el acuerdo del tercer modelo contempla tres puntos más: la generación de empleo fijo por encima del ya pactado en el IX convenio colectivo (en número equivalente a las cargas adicionales definidas por Ingeniería de Planificación); la realización de mejoras técnicas en las instalaciones para acompañar la subida de producción a 1.438 coches/día; y un día a disposición de los trabajadores que no hayan cambiado las vacaciones al mes de agosto.

Entre las consideraciones finales de la propuesta se recoge el objetivo de aumentar el número de proveedores en Navarra y, en consecuencia, posibilitar "el incremento del empleo asociado en la industria del automóvil".

UGT FICA: "ESTE ACUERDO AYUDA A AFIANZAR LA ESTABILIDAD DE LA FÁBRICA Y EL EMPLEO"

Por su parte, la sección sindical de UGT FICA ha señalado que este acuerdo es "fruto del dialogo y también de la discusión moderada, por lo que una vez más demostramos que cuando caminamos por esta senda somos capaces de enfilar cualquier reto que se nos presente".

UGT FICA ha señalado que con este acuerdo "vamos a generar de nuevo expectativas reales de futuro, en un momento de mucha incertidumbre en el sector". "Este acuerdo va a ayudarnos a afianzar la estabilidad de la fábrica y con ello el empleo actual, el que va a suponer ahora y el del futuro próximo", ha añadido.

El sindicato ha señalado que "no hace falta explicar la necesidad vital que para VW Navarra tiene que se comience a hablar ya de un modelo que pudiera ser eléctrico o híbrido ante el contexto en el que nos encontramos". "Por ello no es baladí la importancia que este modelo puede tener, un modelo que nos puede abrir las puertas hacia los nuevos tiempos", ha asegurado.

En este sentido, ha apuntado que "por mucho que otros no lo quieran ver o se tapen los ojos para no querer verlo, la realidad productiva de nuestra fábrica es que por nuestras líneas pasan ya más T-Cross que Polos y este nuevo modelo debería ayudarnos a consolidar las producciones actuales pese a que alguno de nuestros modelos disminuya". "Cuando miramos la fábrica nos preguntamos qué hubiera sido de nosotros si no hubiésemos firmado el acuerdo del segundo modelo", ha planteado.

A continuación, ha indicado que "nadie sabe qué depara el futuro para Volkswagen Navarra, pero nadie podrá negar que se pusieron las herramientas necesarias para que el mismo sea visto con positivismo y lleno de posibilidades".

UGT FICA se ha felicitado por el acuerdo y ha manifestado que "solo queda desear que el Vorstand valore el esfuerzo que esta plantilla va a realizar una vez más, las posibilidades del acuerdo y otorgue definitivamente ese tercer modelo a Volkswagen Navarra".