Autopista hacia el futuro del sector automovilístico, por Jordi Carmona

El secretario sectorial de la Industria Automovilística de UGT FICA analiza en un artículo publicado por el diario digital "Coche Global" el futuro a corto y largo plazo de un sector estratégico para nuestra economía

190805 industrial automovilHasta hace poco, el sector automovilístico de nuestro país, y a nivel mundial, venía circulando por carreteras nacionales y, en pocos años, nos hemos encontrado viajando por una autopista sin estar preparados políticamente ni saber a dónde nos va llevar concretamente, pero si sabiendo lo que es necesario.

Es cierto que el sector del auto en España ha sabido circular por todo tipo de carreteras (con curvas, montañas, costa …), y en todo tipo de condiciones meteorológicas (con lluvia, nieve, hielo …), pero ahora conducimos por una autopista en la que, si no andamos con tiento, la velocidad de los acontecimientos nos puede rebasar y las reglas de juego no tienen por qué coincidir con las que estamos acostumbrados.

Afortunadamente, tenemos el vehículo a punto y contamos con conductores y conductoras experimentados/as. Esto nos ha permitido convertirnos en estos años en el segundo país productor europeo y el noveno del mundo, sin embargo, ahora hace falta pasar del banco de pruebas a la autopista para asumir el reto, y esto significa poder contar con un acuerdo estratégico para el sector a nivel estatal en el que se acuerden y apliquen las medidas necesarias para que, en esa circulación por la autopista, no nos quedemos tirados en el área de servicio observando como los otros vehículos nos adelantan.

UGT FICA tiene claro que la autopista por la que ya estamos circulando necesita apuestas claras y valientes, apuestas políticas que refuercen los acuerdos alcanzados en su día en los centros de trabajo y que han posibilitado que nos mantengamos en el grupo de cabeza.

190805 jordi carmonaA este respecto, desde UGT FICA hemos trasladado en diversas ocasiones a los gobiernos de turno las 16 medidas que, a nuestro juicio, deben incluirse en ese acuerdo político para que, en la transformación que está experimentando el sector, los trabajadores y las trabajadoras no sean los perjudicados, y nuestro tejido industrial se consolide, no sólo el de los fabricantes de automóviles sino también el de componentes, los concesionarios, los distribuidores, los talleres, los fabricantes de motocicletas, de bicicletas, las ITV, etc…

Contrato relevo, plan estatal de formación, fomentar la instalación de plantas de fabricación de baterías, implantar un plan estatal de puntos de conexión de vehículos, ayuda a la adquisición de vehículos verdes y achatarramiento, implantar las treinta y dos horas semanales como fórmula de distribuir el trabajo, son algunas de las dieciséis medidas necesarias para consolidar el éxito de nuestro sector y para mantener a nuestros trabajadores y trabajadoras como los verdaderos protagonistas de esta transformación.

En este viaje no estamos solos ni solas. Va a depender de nuestro esfuerzo y de nuestra capacidad de alcanzar acuerdos y de aplicarlos el poder seguir siendo competitivos ya que de no ser así, serán otros u otras quienes piloten el nuevo orden. Por ello, reclamamos al gobierno que active con urgencia la mesa del acuerdo estratégico para el sector automovilístico para que entre todas y todos pongamos las bases para seguir siendo un sector referente en nuestra industria y empleo.

Nadie dice que el camino vaya a ser fácil. Qué duda cabe que la transformación del sector es de tal magnitud que quizá tengamos que dejar algunos vehículos en el asfalto, no parados, pero al final del túnel veremos la luz, y qué mejor luz que la que se sustenta en un conjunto de medidas consensuadas y articuladas en torno al mantenimiento del empleo. Debemos y podemos ser capaces de poner medidas como la reposición del subsidio por desempleo para trabajadores y trabajadoras de empresas que requieran del uso de ERTES para la adecuación de la producción, como fórmula tanto para superar el periodo de impasse como para dar seguridad a los propios trabajadores y trabajadoras.

Las autopistas son el futuro: son rapidez, seguridad, modernidad, pero, las buenas autopistas suelen ser de pago. Y desde UGT FICA no vamos a permitir que, por dejadez o por incapacidad para alcanzar acuerdos, ese peaje lo tengan que desembolsar, una vez más, los trabajadores y trabajadoras de este país.

Jordi Carmona
Secretario sectorial de Industria Automovilística de UGT FICA

Enlace al artículo en Coche Global