Imprimir

UGT FICA celebra la aprobación de las ayudas por emisiones de CO2 pero reclama una política industrial ambiciosa enmarcada en un Pacto de Estado por la Industria

La Federación considera que medidas como la aprobadas en Consejo de Ministros son "un parche necesario" pero no van a solucionar por sí solas los problemas de la industria española si no se acometen urgentemente medidas globales

190321 estatuto electrointensivasLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT considera una buena noticia la aprobación este viernes en Consejo de Ministros del presupuesto de las subvenciones para compensar los costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, fijado en 172,23 millones de euros, por suponer un balón de oxígeno para las empresas con mayor consumo energético. De esta forma el Gobierno ha ampliado la cuantía de los 91 millones de euros aprobada en marzo a 172,23 millones, para atender las 192 solicitudes recibidas. 

UGT FICA entiende que las ayudas aprobadas son un "parche necesario", aunque llegan tarde, que contribuyen a paliar a corto plazo la falta de competitividad de nuestras empresas electrointensivas como consecuencia del elevado precio de la tarifa eléctrica. Por ello, la Federación urge una vez más a la aprobación de un verdadero Estatuto de Consumidores Electrointensivos que garantice el acceso a una tarifa eléctrica competitiva y estable para todas las empresas de gran consumo eléctrico y de empleo, de forma que puedan competir en igualdad de condiciones con las empresas de nuestro entorno.

La Federación recuerda que el borrador del proyecto de Real Decreto de Estatuto de Consumidores Electrointensivos es insuficiente para las expectativas creadas por el sector y se queda corto, al no incidir en profundidad en una cuestión fundamental que viene lastrando la competitividad de las empresas electrointensivas españolas desde que, en el año 2012, se instauró el modelo de subasta de interrumpibilidad y que afecta negativamente tanto al mantenimiento del empleo como a las condiciones laborales de los trabajadores de los sectores electrointensivos: el acceso a una tarifa energética competitiva con respecto a las empresas del entorno UE.

Consideramos que el Estatuto que finalmente se apruebe debe aportar la máxima ayuda a los sectores industriales expuestos a la regulación de emisiones de carbono e intensos en uso de energía y en creación de puestos de trabajo, como es el caso de la siderurgia integral, dotando a nuestra industria de un marco energético competitivo con Europa.

Para ello, es indispensable que las medidas concretas en el Estatuto se desarrollen y garanticen para un marco temporal amplio.

Nuestra industria necesita con verdadera urgencia de un Plan Energético Nacional consensuado entre los agentes directamente implicados –Administraciones Públicas, Partidos Políticos, Sectores Económicos y Sindicatos–, que contribuya a una transición energética justa, equilibrada y socialmente responsable, en sintonía con las exigencias de la Unión Europea.

Pacto de Estado por la Industria

En este contexto, UGT FICA vuelve a reclamar la necesidad de modificar el modelo económico y reindustrializar el país para dar a la economía española la solidez necesaria que le permita afrontar con solvencia los retos presentes y futuros. Por ello insiste en exigir una vez más la puesta en marcha de un Pacto de Estado por la Industria con participación de los agentes sociales, que desarrolle las medidas y políticas de estado que configuren una política industrial integral sostenida en el tiempo para situar a la industria como motor de la economía y de la creación de empleo estable y con derechos.

La Federación considera necesario que el Gobierno apueste de una vez por todas por una política industrial coordinada en lugar de adoptar medidas puntuales como la aprobada este viernes, que solo solucionan problemas puntuales, y aborde un Pacto de Estado por la Industria más ambicioso e independiente del gobierno de turno que dé cumplimiento al objetivo de la UE de incrementar al menos hasta el 20% el peso de la industria en el conjunto del PIB y que al mismo tiempo genere un mayor volumen de puestos de trabajo estables y de calidad. Un pacto de estas características requiere de la intervención activa y coordinada de los agentes sociales, los partidos políticos, los poderes legislativos, el gobierno central y los gobiernos autonómicos.

Para UGT FICA es imprescindible que se desarrollen un conjunto de políticas dirigidas a impulsar la competitividad industrial, entre las que sitúa, una política energética estable que facilite un precio competitivo para nuestras industrias, similar al de los países de nuestro entorno; una política de infraestructuras logísticas y de transporte eficiente; una política de I+D+i y desarrollo tecnológico y digital; una política de formación y empleo; una política de inversión, internacionalización y comercio exterior; un plan que fomente la financiación, con una dotación presupuestaria ambiciosa, dirigida a potenciar el tejido industrial, y finalmente un impulso a la sostenibilidad industrial, entre otras medidas.