Javier Carreiro y Pepe Álvarez entregan el "Premio Rogelia Mariña" a María José Martínez Patiño

El premio, organizado por UGT FICA Galicia, premia la su lucha en defensa de los derechos de las mujeres en los estamentos deportivos

 

191128 premio rogelia marina ugtEl secretario general de UGT FICA Galicia, Javier Carreiro, entregó ayer junto al secretario general de UGT, Pepe Álvarez, el Primer Premio Rogelia Mariña, otorgado en su primera edición a María José Martínez Patiño, doctora en Ciencias del Deporte, profesora de la Universidad de Vigo en el campus de Pontevedra y exatleta. En el acto participaron también el alcalde de Santiago, Sánchez Bugallo, el secretario general de UGT Galicia, José Antonio Gómez, y el secretario de Organización de UGT FICA, Manuel García Salgado.

El Premio Rogelia Mariña ha sido instituido por UGT FICA Galicia para ensalzar la lucha de nuestra compañera Rogelia, trabajadora y delegada sindical de la empresa de cerámica Sargadelos, víctima de vulneración del derecho fundamental de libertad sindical por parte del Administrador Único de su empresa por defender las mejores condiciones laborales de sus compañeros y compañeras. 

A María José Martínez Patiño se le retiró el derecho a participar en pruebas de atletismo femeninas debido a que su prueba de cromatina sexual resultó negativa. Más tarde, fue humillada públicamente cuando participaba en el Campeonato de España de Atletismo de 1986 y fue expulsada del Equipo Olímpico español por “no pasar” las pruebas de verificación de género.

Durante la entrega del galardón, Pepe Álvarez explicó que Maria José se empeñó en demostrar la verdad. “Quería demostrar que esa “anomalía” que generaba su cuerpo no le concedía ninguna ventaja y que a los controles del Comité Olímpico les faltaba rigor científico”.

Un ejemplo para todos y todas
Álvarez destacó la valentía de Maria José a la que definió como “un ejemplo para todos y todas. Una mujer deportista que mantuvo una lucha sin cuartel contra los estamentos deportivos para demostrar quién era en unos años y en una sociedad aún más machista que la de hoy. Una lucha dura y casi solitaria”.
“Con 22 años era una de las 3 españolas que participaron en Helsinki (Finlandia) en los Campeonatos del Mundo de 1983. Dos años después fue campeona de España de 60 metros vallas estableciendo el récord de esta especialidad, pero no son sus actuaciones deportivas ni sus récords (aunque impresionantes) lo que hizo que sea hoy la premiada. Lo que el jurado ha visto es a una mujer fuerte y valiente, defensora de sus derechos y de los de todas las mujeres” ha señalado.
Los premios Rogelia Mariña pretenden ser un homenaje a su figura y mostrar una vez más el apoyo del sindicato a la compañera perseguida por su actividad sindical en la empresa Sargadelos.