Una nueva agresión a los trabajadores y trabajadoras del campo

La Federación considera que la Consejera de Empleo de la Junta de Andalucía desconoce la realidad del sector cuando afirma que no entiende que se recurra a inmigrantes para las campaña de la recogida de la fresa en Huelva

 

191127 mediacion campo extremaduraLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT rechaza las últimas afirmaciones de la Consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco, en las que reconoce que no entiende que se recurra a inmigrantes para recoger la fresa cuando la tasa de paro en Andalucía ronda el 21,8%. El secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, considera que la consejera desconoce la realidad del campo andaluz y por ello la invita a salir de su despacho y a darse una vuelta por las explotaciones agrarias para comprobar de primera mano el grado de precariedad que sufren los trabajadores agrarios andaluces y por qué los desempleados de Huelva y del resto de provincias andaluzas rechazan ofertas de empleo de miseria y prefieren emigrar a otros sectores productivos antes que sufrir explotación laboral.

Emilio Terrón considera lamentable que la Consejera de Empleo recomiende "modificar la normativa a nivel estatal para abordar los casos en los que un desempleado que está cobrando una prestación de desempleo rechaza una oferta justificada y con salario justo", y no mueva un dedo para destapar las bolsas de fraude en las peonadas y de precariedad laboral que sufren los trabajadores agrarios por parte de algunos empresarios desaprensivos.

UGT FICA recuerda a la consejera que desde su puesto en la administración regional tiene una oportunidad única de dirigir las actuaciones tendentes a acabar con la precariedad que sufren miles de andaluces que se ven abocados a aceptar salarios de miseria durante jornadas interminables lunes a domingo. Igualmente, las patronales agrarias tienen una gran responsabilidad en la altísima precariedad de las condiciones de trabajo que se dan en el campo, agravadas por su negativa a aplicar en Huelva el Salario Mínimo Interprofesional de 2019, que estableció un salario de 45,59 euros al día y 900 euros mensuales, en lugar de los 39,00 euros al día que siguen abonando a día de hoy.

Emilio Terrón insiste en que conseguir que el sector agrario sea atractivo para los trabajadores y trabajadoras locales pasa, en primer lugar, por el cumplimiento de la ley y la firma de convenios colectivos dignos que acaben con el fraude y la precariedad y ofrezcan la oportunidad de poder vivir dignamente a los trabajadores y trabajadoras del campo, como ocurre en el resto de sectores productivos.