Embutidos Rodriguez: El tiempo pone a cada uno en su sitio

Casi dos años después del inicio del conflicto en Embutidos Rodríguez, hay organizaciones sindicales que aún pretende engañar a la sociedad leonesa para ocultar su fracaso, cuando lo mejor hubiera pelear con nuestros representantes en cada centro de trabajo del Grupo para seguir mejorando las condiciones laborales de cada trabajador

 

190308 embutidos rodriguezAl más estilo populista, copiando el modelo de organizaciones radicales, ya sean de derechas o de izquierdas, pero del mismo modo y para ocultar como siempre el trabajo bien hecho, CCOO Industria ha publicado un comunicado (también en un formato populachero) para, según ellos, conmemorar el primer aniversario de la huelga en Embutidos Rodríguez. Es decir, que todos los 16 de enero de cada año venidero, tendremos un comunicado parecido.

En el mismo, se arrogan y atribuyen a dicha huelga el éxito del fin de los falsos socios cooperativistas y la desaparición de unas relaciones laborales, sin derechos y sin protección social.

Y sin ningún tipo de prejuicios, sin rubor, con la más absoluta inexistencia y mínima cortesía hacia al adversario, afirman que lo consiguieron solos a pesar de tener en contra aliados del otro sindicato (ósea a UGT, a la que no se atreven a mencionar), acusándonos de que fuimos contactados por la empresa para intentar contrarrestar su acción sindical, definiendo tal cosa como servilismo comunitario empresarial.

Por todo ello, conviene recordar a los representantes de CCOO de Industria de León algunas cosas.

UGT no fue requerida por Embutidos Rodríguez ni ninguna otra empresa. Es posible que ellos estén acostumbrado a esas maniobras y podríamos poner algunos ejemplos que a nosotros nos erecen dudas como el de Merca - Valencia o Cárnicas Medina, también en la Comunidad Valenciana. No todas las organizaciones y sus representantes son iguales.

También conviene recordarles que UGT y como es norma en nuestra organización, sin grandes populismos, sin grandes titulares de prensa, sin amenazas y solo con nuestra acción sindical discreta si corresponden como era este caso, llevábamos trabajando en Embutidos Rodríguez como en otras empresas mucho tiempo, incluso antes de que ellos tuvieran alguna iniciativa.

No podemos dejar de recordarles, y con la connivencia de una parte de la administración Leonesa, nos quisieron dejar fuera de todas las mesas de negociación en Embutidos Rodríguez. Hasta nos lo expresaron directamente en una reunión con la empresa. Eso sí, luego criticaban públicamente nuestra ausencias, pero UGT y por el bien de todas las personas que trabajaban y trabajan hoy en
Embutidos Rodríguez, mantuvo la serenidad y siguió con el trabajo que dio sus frutos posteriormente.

Esos frutos fueron un acuerdo que CCOO de Industria de León no quiso rubricar con UGT en el mes de noviembre de 2018, muchas semanas antes de esa huelga que ahora conmemoran. Un cuerdo que puso el fin pactado y en un tiempo determinado, la eliminación de cualquier forma de trabajo a través de Cooperativas de Trabajo Asociado y que permitió a todas las personas que trabajaban con ese modelo en la empresa, pasando a ser personas con derechos, con aplicación del convenio colectivo de industrias cárnicas y bajo el Régimen General de la Seguridad Social.

El citado acuerdo no fue ratificado por CCOO de León, no porque no fuera justo, si no, por un acto de soberbia y porque todo su discurso y propaganda se venía abajo con él. Tuvo que ser necesaria toda una parafernalia y recurrir al apoyo de la Junta de Castilla y León para que les sacaran “del fango” en el que ellos solos se metieron con la correspondiente demanda por lo penal de Embutidos Rodríguez por la convocatoria de una huelga ilegal, y sobre las bases del acuerdo de UGT en el mes noviembre de 2018, para finalmente firmar un nuevo acuerdo sin diferencias sobre el rubricado por UGT y la empresa.

Así pues, y casi dos años después del inicio del conflicto, CCOO sigue con su propaganda queriéndonos acusar de conjurados con Embutidos Rodríguez, aún pretende engañar a la sociedad leonesa y todo para ocultar su fracaso, cuando hubiera sido mejor, mantener la boquita cerrada y pelear con nuestros representantes en cada centro de trabajo del Grupo, por seguir mejorando las condiciones de trabajo de cada una de las personas que trabajan en él.

Por tanto, si CCOO quiere conmemorar algo, lo único que puede celebrar (y para eso que no cuente con UGT) es:

– Llevó un conflicto innecesario hasta el punto, donde vecinas y vecinos de una comarca se dejaron de hablar, de tener relaciones y de odiarse.
– Convocó en solitario movilizaciones sin ningún éxito, pues las pocas personas que no iban a trabajar, lo hacían para no tener que enfrentarse a otras compañeras y compañeros y porque las necesidades de la empresa estaban cubiertas días anteriores, etc..
– Puso en riesgo y todavía está por ver, a la única empresa de la comarca que crea más de 450 puestos de trabajo esenciales para la provincia de León y sobre todo para las poblaciones que conforman dicha comarca.
–  El conflicto originó violencia dentro de la empresa, con amenazas entre compañeras/os, insultos, coches rayados en el aparcamiento de la empresa, etc.

En definitiva, actuaciones innecesarias cuando el problema estaba resuelto desde el mes de noviembre de 2018 y solo por arrogancia e imposibilidad de poder cumplir algunos compromisos sin reparar en el bien general.

Por último, aprovechamos esta respuesta que esperemos sea la última y no tengamos que contestar otras, para agradecer a todas las personas que confiaron en aquel momento en UGT y a las que han confiado en la actualidad para elegir a nuestras candidatas y candidatos para que les representemos. Transmitirles una vez más nuestro compromiso y trabajo (sin populismo) para seguir mejorando sus condiciones laborales, sociales y económicas en Embutidos Rodríguez.

Gabinete de Comunicación
UGT FICA Castilla y León