Imprimir

Mujer, mundo rural y retos inmediatos

15 de octubre: Día Internacional de la Mujer Rural

Hoy día nadie debería dudar de la importancia actual del medio rural en España, ya que en la actualidad integra a una buena parte de la población, y en él se encuentran la totalidad de nuestros recursos naturales, al igual que una parte significativa de nuestro patrimonio cultural y las nuevas tendencias observadas en la localización de la actividad económica y residencial.

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer Rural desde UGT FICA reivindicamos las necesidades que demandan las mujeres rurales, un colectivo de casi 6 millones de mujeres, que son el alma mater de nuestros pueblos y municipios, entendiendo que solo ellas pueden frenar el despoblamiento que sufren las zonas rurales, y hacer frente a la masculinización y al envejecimiento de nuestra población rural.

Igualmente se viene corroborando que la contribución femenina a la actividad emprendedora ha seguido una tendencia creciente y beneficiosa para el conjunto social, puesto que su contribución constituye un factor que impulsa la igualdad efectiva de genero. Existen muchos elementos en juego cuando una mujer decide emprender y crear su propia empresa, más o menos visibles y más o menos formales, pero todos ellos inciden en la capacidad emprendedora, la personalidad, el conocimiento del territorio, las aptitudes, el entorno y la cultura. Por lo tanto no se puede entender el papel actual de las mujeres si se desvincula de las nuevas funciones del mundo rural y el reciente contexto del paradigma multifuncional.

Por todo ello debemos seguir luchando, ya que en el mundo rural es la mujer la que mayoritariamente apuesta por emprender un negocio, casi un 55%, frente a un 45% de hombres, mientras que el emprendimiento de la mujer en las ciudades baja con relación al hombre.

Con estos datos tenemos la obligación de seguir trabajando para que la presencia de las mujeres rurales en los órganos de dirección alcance mejores cotas de participación, para romper la discriminación de una brecha salarial que ronda el 24% y para acabar definitivamente con la violencia de género que sigue siendo alarmante en el medio rural. Para cumplir todo ello es importante la implicación de las mujeres, pero también es importantísimo la implicación de las instituciones.

Emilio Terrón
Secretario del Sector Agrario y del Manipulado Hortofrutícola