Imprimir

Fedejerez y sindicatos firman “el mejor acuerdo posible”

La patronal bodeguera Fedejerez y los representantes del sector vitivinícola firmaron ayer en el Sercla el acuerdo que regulará el XXV Convenio de la Vid, que de algún modo zanja el conflicto entre las partes que derivó en una huelga. Patronal y sindicatos expresaron su convencimiento de haber cerrado “el mejor acuerdo posible” dadas las circunstancias de partida.

Tanto Patricia de la Puerta, en representación de Fedejerez; como Inmaculada Castro y Francisco López, de CCOO y UGT, respectivamente, coincidieron en este análisis. En el caso de la patronal se reconoció que la huelga había provocado un indudable “daño” en la actividad bodeguera, ya que los paros han coincidido con un periodo clave para la producción, el previo a la campaña de Navidad.

En este sentido, los representantes de los trabajadores aseguraron que el personal está dispuesto a “arrimar el hombro” para “los efectos de la huelga sean los mínimos” posibles.

La delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Gema Pérez, expresó su satisfacción por el acuerdo cerrado entre las partes, destacando el trabajo de mediación realizado estas últimas semanas por el Sercla. “Se ha demostrado que el diálogo es la herramienta más eficaz para que un conflicto se cierre de manera satisfactoria”, afirmó, reconociendo a este respecto que el trabajo ha sido “duro” porque “el camino” de la negociación “empezó siendo difícil” y las partes “han conseguido allanarlo”.

El preacuerdo suscrito en el Sercla en la madrugada del pasado sábado -que fue rubricado ayer por las partes- contempla la modificación de los artículos 16 y 25 del convenio anterior, así como la recuperación de la antigüedad.

Con el nuevo texto, las empresas actualizarán dos censos de eventuales cada 31 de diciembre. Uno de esos censos estará formado por todos los productores, en riguroso orden de antigüedad, y el otro por aquellos que hayan trabajado durante 75 días acumlados, a partir del tercer contrato. Mientras haya trabajadores disponibles en el primer censo no podrán ser llamados los del segundo. En caso de discrepancias, las controversias se someterán, en primera instancia, a una comisión paritaria del convenio; en segunda, al Sercla; y en tercera, a un arbitraje. Asimismo, el texto contempla subidas salariales, en las que parte del incremento estará ligado al beneficio empresarial, mientras que otra será de tipo fijo.