Imprimir

Gonvarri atenta contra la libertad sindical con el despido del delegado de UGT FICA en la empresa

El pasado 23 de diciembre la empresa Gonvarri de Burgos procedió al despido de nuestro compañero Luis Calleja, con métodos que recuerdan tristemente a los utilizados a lo largo de unos 40 años de la historia reciente de nuestro país.

Calleja, en su labor de delegado sindical había venido ejerciendo una dura oposición a los planes de la empresa de subcontratar el proceso de producción de una cadena logística. El posicionamiento de nuestro compañero venía refrendado por un referéndum celebrado entre los trabajadores, que en las urnas expresaron su rotunda negativa al proceso de externalización. Finalmente la empresa ha impuesto su voluntad haciendo oídos sordos a las reivindicaciones de los trabajadores y quitándose de en medio la voz discordante de nuestro compañero.

Luis Calleja decidió no presentarse a las últimas elecciones sindicales celebradas en su centro de trabajo y nuestro sindicato no logró cerrar una candidatura, pero a pesar de ello fue nombrado delegado sindical por los afiliados, y como tal había venido desarrollando su labor de información y denuncia. La empresa, con premeditación y alevosía, ha esperado dos años para que el trabajador no contara con la garantía que implica ser miembro del comité de empresa, del que había formado parte durante 16 años, para proceder a su despido argumentando motivos disciplinarios. Ello a pesar de que a lo largo de más de 20 años nuestro compañero no había recibido apercibimiento ni amonestación alguna. A pesar de ello, han alegado que no rellenaba las listas de incidencias (algo que nadie hace), y que no limpiaba su puesto de trabajo, algo radicalmente falso.

Desde UGT FICA entendemos que con el despido de nuestro compañero se están atacando derechos fundamentales de nuestra democracia, como es el derecho a la libertad sindical, y como tal consideramos que esta agresión no se dirige sólo a Luis Calleja, sino a toda la UGT y al sindicalismo en general.

UGT no va a vacilar a la hora de desarrollar cualquier tipo de medida en todos los ámbitos para combatir esta injusticia y este acoso a nuestro sindicato, por ello apelamos a la solidaridad de todos nuestros delegados y cuadros sindicales para exigir a Gonvarri la inmediata readmisión de nuestro compañero pidiendo que hagáis llegar a la empresa vuestro rechazo a este ataque contra nuestra organización.

Comunicado