Una delegación del SOMA se reúne con la Alcaldesa de Avilés

La misma tuvo lugar ayer, para explicarle de primera mano la delicada situación por la que está atravesando la empresa Saint Gobain en su factoría avilesina.

Ayer, una delegación del SOMA se reunió con la Alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, para explicarle la situación que atraviesa la factoría que Saint Gobain tiene en dicho municipio, tras una concentración de los trabajadores en las inmediaciones del ayuntamiento avilesino.

La misma estaba compuesta por nuestro Secretario General, José Luis Alperi Jove, nuestro secretario del Sector Químico, Javier Ronderos García, el secretario de la sección sindical estatal de Saint Gobain-Cristalería, Fernando Ureta Benito, y nuestro delegado sindical de dicha empresa en Avilés, Luis Riobello Amador.

Le explicamos detalladamente a la alcaldesa la situación por la que está pasando Saint Gobain-Avilés, mostrándole nuestra preocupación por el desvío de producción a otras plantas de la compañía, en detrimento de la capacidad productiva de la avilesina.

En concreto, se están trasladando productos desarrollados en Avilés, a Marruecos, dándose la paradoja que aquí se realizan los estudios y procesos previos, imprescindibles para su puesta en el mercado, con los costes que ello conlleva, y en el momento que se empiezan a fabricar y ser rentables, se derivan a otras plantas en países emergentes.

En ese sentido, nuestro Sº General remarcó que si la masa salarial solo representa el 17% del coste de producción de la línea de parabrisas, es absurdo pensar que la mejora de la competitividad pueda pasar por revisar los sueldos o recortar el empleo, que es lo habitual, y sencillo.

La clave, como en cualquier otra industria que quiera ser competitiva, está en la realización de las inversiones necesarias en cada momento, que eviten, entre otras cuestiones, la obsolescencia tecnológica, y permitan mantenerse como referencia y vanguardia en el sector.

A lo anterior se añade el mal ambiente existente en estos momentos en la fábrica por la actitud empresarial, ya que problemáticas sobre las que anteriormente se negociaba y dialogaba, actualmente se toman decisiones de forma unilateral por parte de la empresa, como es el caso de varias sanciones a trabajadores, lo que para nosotros es inaceptable.

La situación empresarial, así como el contexto en el que ocurre, se trasladó a la alcaldesa de Avilés, quien se comprometió a solicitar a la empresa un plan industrial donde aclare su futuro en la Comarca avilesina.

Desde el SOMA, agradecemos el compromiso del ayuntamiento de Avilés, remarcando que haremos todos los esfuerzos necesarios para revertir la situación, donde nuestro apoyo a nuestra sección sindical en Avilés, y al conjunto de trabajadores, es total.