La precarización del empleo empobrecerá de forma creciente las pensiones

​En su comparecencia, con una gran inconcreción en los datos de déficit y triunfalismo en los ingresos de la Seguridad Social, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha dibujado un panorama laboral y económico alejado de la realidad. UGT lamenta la forma con la que el Gobierno habla del mercado laboral español, lo que le lleva a destacar el crecimiento del empleo y de la afiliación, pero se "olvida" de señalar qué tipo de empleo se está creando y, por tanto, por qué tipo de empleo se está cotizando. Empleos temporales y precarios que provocarán pensiones cada vez más bajas hasta llegar pensiones de mínimos.

La Secretaria de Política Social, Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera, ha manifestado que gastamos hasta 4 puntos menos del PIB en pensiones y que las pensiones serán tan bajas que será necesario buscar alternativas adicionales en los fondos privados, que es lo que fomenta el Gobierno. "Pero el gobierno no quiere porque en los últimos años con sus politicas ha deteriorado el sistema de manera ideológicamente premeditada, como ya hiciera con la educacion y la sanidad, para terminar privatizando".

La Unión General de Trabajadores se muestra en total desacuerdo con la actual revalorización de pensiones. Insiste en que los pensionista no solo no van a ganar poder adquisitivo, sino que van a sufrir la mayor pérdida de poder de compra en cinco años con la revalorización del 0,25% de las pensiones para este año que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha defendido hoy en el Congreso. En este sentido, Barrera considera provocadora la afirmación de que la referencia al IPC está superada, "debería preguntar a la cesta de la compra de los pensionistas".

Resulta imprescindible revalorizar de manera real las pensiones y fomentar la viabilidad del sistema de Seguridad Social para asegurar uno de los pilares fundamentales de nuestro Estado de Bienestar. Durante los años de crisis, ha sido este colectivo el que ha mantenido a las familias de este país y ahora que la economía parece recuperarse, el Gobierno le asesta un nuevo golpe.

Para UGT, la revalorización de las pensiones por encima del IPC supondría contribuir a la reactivación del consumo y la demanda interna y la recuperación real de la economía para las familias de nuestro país. Es una medida justa, útil y eficiente no solo para los pensionistas, sino para todo el país.

Asegurar la viabilidad del sistema para garantizar un derecho constitucional

La Unión General de Trabajadores exige al Gobierno que asegure también la viabilidad del sistema de Seguridad Social, siempre excedentario, pero en déficit durante los últimos años por sus malas políticas, al agotar sus recursos en pagos que nada tenían que ver con el sistema y no reponerlo.

Un déficit que se ha producido también gracias a su reforma laboral, que genera empleos temporales y precarios que prácticamente no cotizan a la Seguridad Social. Es decir, no entran ingresos en el sistema porque los empleos y salarios que se generan son insuficientes. El problema no es de gasto, como señala el Gobierno, ya que gastamos 4 puntos de PIB menos que la media europea. El problema es de ingresos. Por ello, además de las cotizaciones, el sistema se debería financiar a través de un impuesto específico que genere el superávit suficiente y necesario.

El Gobierno lo sabe, pero prefiere debilitar nuestro sistema para terminar privatizándolo. En unos años, tendremos el doble de pensionistas que los actuales, pero serán tan pobres que tendrán que ir a los fondos privados de pensiones para asegurar su futuro. Es un problema ideológico, no de recursos.

Tan solo con dejar de bonificar a las empresas por contratar (ya que las empresas no contratan porque se les bonifique, sino porque lo necesiten y puedan), pasar los gastos del mantenimiento de la Seguridad Social a los Presupuestos Generales del Estado (como hacen todos los ministerios), y destopar las bases de cotización conseguiríamos los ingresos suficientes para eliminar el déficit de la Seguridad Social. Pero el Gobierno no quiere, porque durante los últimos años no ha hecho ni una sola propuesta para eliminarlo.

La Seguridad Social es de los trabajadores, y UGT no va a llegar a ningún acuerdo que no garantice la viabilidad del sistema y que no asegure el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones. Si el Gobierno no atiende a razones, instaremos al resto de grupos políticos a que abran este debate en el Congreso y se garantice la suficiencia de las pensiones.

Es el momento de salvar las pensiones. Tenemos un Congreso plural y es la oportunidad de garantizar un derecho Constitucional para las personas y uno de los pilares fundamentales de nuestro Estado de Bienestar.