Imprimir

Bach inicia la deslocalización y retira una de sus tres líneas de producción en Villadangos (León)

La multinacional de carcasas eólicas traslada a Lituania parte de su actividad y despierta la alarma sobre su continuidad.

170213 bach leonLa previsión de la multinacional danesa es llevar uno de los moldes de fibra de vidrio que se utilizan como carcasa de los motores de las palas eólicas a una de sus plantas en otros países, ya que tienen también fábricas en Lituania, China y Estados Unidos. Este primer molde se fabricaría a partir del verano previsiblemente en la planta lituana.

La plantilla de la fábrica leonesa teme sin embargo que la deslocalización total de la producción de la multinacional se lleve a cabo antes de final de este año, lo que dejaría a más de 70 trabajadores fijos, más los contratados a través de las ETT y el empleo inducido, en una complicada situación.

En cualquier caso, los responsables de la empresa no han comprometido con los representantes sindicales que la actividad de la compañía se mantenga en León más allá de finales de este año. Lo que acentúa los temores de la plantilla sobre la intención de la nueva dirección de la multinacional de deslocalizar totalmente la producción que llevan a cabo en Villadangos.

Reunión con la empresa
Temores que han sido confirmados en una reunión del Servicio Regional de Relaciones Laborales (Serla), que concluyó con desacuerdo, porque la empresa no garantizó el mantenimiento de la producción y el empleo en la planta, según explicó Francisco Romero, secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Afines de UGT en León.

La deslocalización de una parte de los moldes que se realizan en la fábrica de León nos hace desconfiar sobre la continuidad de la plantilla, y de la actividad de la empresa, destacó Romero. El mismo, reconoció que aunque la empresa no ha sido categórica sobre sus intenciones de futuro para la planta leonesa, tampoco ha sido capaz de garantizar el mantenimiento de la producción y el empleo.

De momento, lo que no se garantiza es el mantenimiento de los puestos de trabajo de la línea de producción afectada por esta primera deslocalización. Y eso implica el temor a que la situación se haga extensible también al resto de la plantilla, afirma el secretario general de UGT FICA León.

UGT FICA teme que la reducción de líneas y pedidos se traduzca a corto plazo en un expediente de regulación de empleo para parte de la plantilla; y advierten sobre las posibilidades de deslocalización total de la actividad de la empresa de componentes eólicos.

Gabinete de Comunicación
UGT FICA Castilla y León