Imprimir

Segunda reunión del ERE de Deoleo

El 14 de febrero tuvo lugar la segunda reunión de la comisión negociadora del ERE de Deoleo. En ella la empresa hizo entrega de la comunicación de trámite ante la Dirección General de Empleo del expediente, conjuntamente con el resumen de la cuenta resultados y de las declaraciones de IVA.

Entre la documentación no figuran los costes de los salarios de los ejecutivos y del Consejo de Administración, aduciendo los aportaran más adelante. Deoleo considera que esta información no es significativa en el proceso negociador pues no se argumentan causas económicas. Entre las páginas 44 y 96 de la memoria técnica se encuentran las previsiones de producción, en las que constan las transferencias de producciones a otros centros o que se van a subcontratar.

La consultora CMC, en nombre de la empresa, argmentó que ésta pierde posición en el mercado a favor de la marca blanca y otras marcas del sector, por lo que las ventas de aceite han caído más de un 20 %. La caída de ventas en EEUU ha sido motivada por la calidad, el refino ha caído y para la planta de Alcolea supone 34% en 2014 y un 17% en 2016. Este centro tiene una sobrecapacidad muy importante, lo que ha incrementado los costes y ha provocado la bajada de la producción y la falta de flexibilización de los costes fijos. Los márgenes tanto brutos como netos han caído a más del 25 %, provocando unas perdidas en torno a los 27 m/€.

Consideran que tienen que optimizar los recursos de la compañía, mejorar la competitividad de la compañía en el mercado, reducir costes y llenar la capacidad industrial de la empresa. En esa línea ya vendieron la planta de Antequera. La empresa quiere reducir las plantas actuales y se van a cambiar los formatos.

Desde la parte social preguntamos qué efectos ha producido en la capacidad productiva de la empresa y en los resultados la retirada de marcas como Elosua o Koipe. Argumentamos la falta de personal para sacar adelante la producción que se necesita y pedimos que nos entreguen el listado de todos los clientes que se han perdido uno por uno. También pusimos en duda que la solución del problema venga a través de la subcontratación de la producción, porque ¿cómo se calcula la capacidad ociosa si las maquinas son las mismas?

Manifestamos que la presentación de CMC no nos ha descubierto nada, la evolución de marcas blancas, etc., ¿por qué no han hecho nada antes? Además anunciamos nuestra intención de no firmar nada traumático. Intuimos que se trata de un movimiento más para deshacerse de la última fábrica del grupo en España, que su objetivo es dedicarse a la exportación, y van a dejar la producción a otras empresas.

Insistimos en que no hay causas organizativas ni hay causas productivas (se está produciendo a tope en Alcolea en turnos de lunes a domingos, con horas extraordinarias, etc.) y se contradicen con la desaparición de 30 empleos en Rivas y luego crean 32 empleos nuevos.

Los sindicatos exigimos el plan industrial definitivo, el que diga dónde se externaliza y a quién. En la información entregada hasta ahora no encontramos justificación de la  presentación del expediente, y por ello exigimos que nos presenten un plan diferente para evitar los despidos.