UGT FICA exige la participación activa del Sindicato en todo el proceso de compra de Opel/Vauxhall por el Grupo PSA

La Federación va a mostrarse vigilante para que las tres plantas españolas aseguren su futuro, mantengan el nivel de empleo y afiancen los proyectos industriales comprometidos  

psa opel UGTUGT FICA, sindicato mayoritario en el sector de automoción, va a exigir su participación activa en todo el proceso de compra de Opel/Vauxhall por parte del Grupo PSA, para garantizar los derechos y condiciones laborales de los trabajadores.

Para asegurar que este movimiento empresarial no va a repercutir negativamente ni en el empleo ni las condiciones socio-laborales de las plantillas ni en el futuro de las tres plantas, UGT FICA va a solicitar una reunión con el presidente del Grupo PSA, Carlos Tavares, para conocer en profundidad los términos en los que se va a desarrollar el proceso de compra y para estar informado de primera mano sobre las posibles repercusiones que pudiera tener este proceso y evitar el perjuicio a los trabajadores.

En esta línea, la Federación va solicitar también una reunión urgente al Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, en la que le vamos a trasladar nuestras inquietudes y  preocupaciones. En la misma vamos a solicitar al Gobierno que se implique en el desarrollo del proceso, defienda los intereses de nuestros trabajadores, que son también los del país, e involucre también a las Administraciones de Galicia, Madrid y Aragón por la posible incidencia que tal proceso de compra pudiera tener.

UGT FICA va a velar desde el primer momento para que las tres plantas españolas aseguren su futuro a medio y largo plazo, para que se mantengan el empleo existen en las mismas, y para que se cumplan íntegramente los compromisos industriales y las inversiones acordadas para cada una de las fábricas.

La Federación considera que en un proceso de compra como el de Opel/Vauxhall debe primar el inmejorable grado de competitividad alcanzado por las tres factorías, fruto del alto nivel de compromiso de los trabajadores con los proyectos industriales que representan Opel España por un lado y PSA Peugeot Citroën, por otro, y los esfuerzos sociales y laborales llevados a cabo en años anteriores para asegurar, precisamente, la continuidad de las plantas.

UGT FICA se reafirma en la defensa de los intereses y condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras afectados por este proceso de adquisición, y advierte que no va a consentir medidas que vayan en detrimento del nivel de excelencia alcanzado por las tres fábricas ni que puedan perjudicar la viabilidad futura de las mismas.