Imprimir

UGT entrega los Premios 8 de Marzo de 2017

La secretaria de Política Social e Igualdad de UGT FICA, Rosa Gorgues, ha hecho entrega del premio a la mejor labor sindical a la Sección Sindical de Ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Valladolid

premios 8 marzo2UGT ha celebrado hoy la XXII Edición de los Premios 8 de marzo en la Casa del Pueblo de Madrid. Este año las premiadas han sido: la Sección Sindical de Ayuda a Domicilio (UTESAD) de Valladolid; Concha de la Cerda Pérez, por su trayectoria sindical y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).  

Asimismo, se ha hecho entrega de un premio honorífico al colectivo de mujeres de la Unión de Guardias Civiles, que ha sido recogido por María Pilar Vidal Lilla, adjunta a la Secretaría General de Igualdad.

La Sección Sindical de Ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Valladolid en la categoría de Premio a la labor sindical. Comienza su andadura en octubre de 1995 en régimen de cooperativa con empleadas del INSERSO y del propio Ayuntamiento de Valladolid y sin Convenio Provincial. En el año 1998 se firma el I Convenio Provincial y varios años después el I Convenio Colectivo a nivel Regional.

En el transcurso de estos años la gestión del servicio de Ayuda a domicilio se privatiza (Servirecord, Grupo Norte, UTE-Servicio a la dependencia, CLECE Seralia) produciéndose paralelamente un deterioro en las condiciones de trabajo, lo que hace que la sección sindical tenga un papel más activo en la denuncia y reivindicación de estas trabajadoras y en defensa de un servicio que mejore el bienestar social de los usuarios y sus familias. En base a esto giran las negociaciones que mantienen con la empresa y  con el Ayuntamiento de Valladolid. Reivindican entre otras medidas: la profesionalidad del sector, la garantía del puesto de trabajo, la reducción de los contratos a tiempo parcial y la regularidad en la jornada laboral. Exigen que se valore el trabajo de cuidado, que suban los salarios, que se asegure la seguridad y protección en materia de riesgos laborales, incidiendo concretamente en las condiciones tanto físicas como psíquicas y su reconocimiento por parte de la Inspección de Trabajo como de la Mutua de Salud laboral, etc.

En la actualidad, su labor se centra además en otras materias como: conseguir la remunicipalización del Servicio de Ayuda a domicilio; elaborar un Informe sobre la siniestralidad del sector donde se detallan los accidentes laborales sufridos a lo largo del año 2016; o negociar un Plan de Igualdad específico de Ayuda a Domicilio.

Esta sección sindical contribuye a  incrementar con su labor el Estado de bienestar. Su lucha y su activismo en pro de la igualdad y la dignificación de la mujer en el mundo laboral, merecen que se visibilice a través de este Premio.

Concha de la Cerda Pérez, en la categoría de Premio a la trayectoria sindical, en defensa de los derechos de las mujeres.
Concha es funcionaria de la Diputación de Sevilla, y se afilió a UGT hace 41 años (1976). En el año 1977, aún en tiempos del régimen anterior y, en el registro general de la Diputación de Sevilla, hace entrega de un escrito para promover elecciones sindicales, cosa que no logra, con la consiguiente reprimenda del Secretario de la Diputación.

Comenzó su andadura profesional en el Centro Provincial Infantil de Sevilla (antigua Casa Cuna), donde creó la Sección Sindical y como Secretaria General consiguió que la Diputación reubicara al personal de dicho centro cuando cerró, cubriendo las alternativas con el personal que voluntariamente se adscribió a los diferentes centros creados (Pisos-Hogar, Escuelas Infantiles y Centros de Acogida de Menores). Entre 100 y 150 compañeras y compañeros fueron reubicados.

Ha ocupado diferentes cargos en el Sindicato. Liberada Sindical desde el año 1995, ha sido Secretaria de Acción Sindical de la Sección Sindical de UGT en la Diputación de Sevilla  y Secretaria de Formación de FSP Sevilla durante 7 años, impartiendo formación sindical (casi sin medios) a los delegados y delegadas de todas las comarcas de Sevilla. También ocupó el cargo de Secretaria de Política Sindical FSP- Andalucía del 2003 hasta 2007, donde coordinó el contenido de la Guía práctica en materia de Prevención de Riesgos Laborales para todas las Administraciones Públicas de Andalucía, actualmente en vigor.

Durante este periodo instauró una línea de teléfono gratuito de atención a los delegados y delegadas de prevención y confeccionó una base de datos con los miembros de los comités de prevención de todas las Administraciones Públicas de Andalucía. Participó en el grupo de trabajo de UGT sobre el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP); y confeccionó una base de datos de Convenios Colectivos, defendiendo a ultranza fórmulas que acercaran los diferentes regímenes de las empleadas y empleados públicos para que tuvieran iguales derechos, independientemente de la relación contractual con la Administración.

Actualmente, Concha es miembro por UGT del Consejo Económico y Social de Andalucía, y responsable política de los contenidos de la Web y Blog “El Eco Sindical” y “UGT, el Sindicato”, de la FeSP-Andalucía.
La frase más habitual de Concha es “los sindicalistas deben conocer el tajo y hacerse, de abajo hacia arriba, si llega el caso”.  Sindicalista de vocación ha declarado, en más de una ocasión, “tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta. Es todo un lujo”. Según sus propias palabras, “el sindicato le corre por las venas, y lo necesita para seguir respirando, vivir, enseñar y seguir aprendiendo de ÉL”. En estos momentos, la compañera Concha mantiene un conflicto jurídico con la Diputación de Sevilla por vulneración de la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), en la categoría Premio Social. Este galardón es un reconocimiento a  su trabajo en defensa y promoción de los Derechos Humanos, a su labor integral de ayuda a las personas refugiadas, apátridas y migrantes, con necesidad de protección internacional, y más en concreto por su campaña “Refugio por Género”, dirigida a la defensa de las personas perseguidas por razón de género, como la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

CEAR lleva desde 1979 defendiendo el derecho de asilo y los derechos humanos y su asamblea está integrada por representantes de los partidos políticos, sindicatos (entre ellos UGT) y organizaciones de la sociedad civil.
Desde hace unos años, especialmente desde el gravísimo conflicto de Siria, estamos asistiendo a un enorme movimiento de personas que se ven obligadas a huir de la guerra, de la violencia y de graves violaciones de los derechos humanos en sus países de origen.

En este contexto, el programa “Refugio por Género” trabaja sobre determinados aspectos que llevan especialmente a las mujeres a huir de su país: violencia de género, orientación sexual e identidad de género, matrimonio forzado, mutilación genital, feminicidio, esterilización forzada, aborto selectivo, crímenes de honor, defensa de los derechos humanos de las personas perseguidas por motivos de género o trata de personas con fines de explotación sexual.

Visibilizar a estas víctimas y protegerlas igual que a las que huyen de conflictos armados es una de las principales reivindicaciones de este Programa, dar voz a una realidad que, a menudo, queda silenciada ante las graves crisis humanitarias, poniendo en valor a estas mujeres y, por tanto, reivindicando su derecho a solicitar asilo y a obtener la misma protección que las personas que huyen de las guerras.

En el último trimestre de 2016, las autoridades españolas han comenzado a reconocer la protección internacional a mujeres que habían sido víctimas de trata con fines de explotación sexual. Se trata de 12 mujeres africanas y algunos de sus hijos menores de edad, que contaron con la asistencia del departamento jurídico de CEAR. Esta concesión de protección internacional implica que tendrán permiso de trabajo y residencia en España y no podrán ser expulsadas a sus países de origen, es decir, al lugar al que fueron captadas por las redes de explotación.

Anteriormente se habían producido resoluciones favorables en contadas ocasiones, pero el criterio adoptado en los últimos meses supone un gran avance para salvar vidas. Durante años, CEAR ha reclamado en organismos judiciales españoles y europeos que los Estados estén obligados a conceder el estatuto de refugiado a las víctimas de trata, ya que supone una persecución por motivos de género.
Mención honorífica a las mujeres de la Unión de Guardias Civiles. UGT quiere reconocer la labor de este colectivo y animarlas en la defensa de sus derechos y en la lucha por la igualdad.

En 1988 se hace efectiva la incorporación de las mujeres en este Cuerpo de Seguridad del Estado; en 1993 ingresa en la academia general militar de Zaragoza la primera mujer; y el año pasado se nombra a la primera teniente coronel de la Guardia Civil. De los 82.000 guardias civiles solo 5.017 son mujeres, representan un 2,7% en la escala de oficiales, un 2% en la de suboficiales y un 7,6% en la de cabos y guardias.

Este colectivo tiene mucho por hacer y mucho por conquistar para que la igualdad se abra paso. De hecho, al contrario de lo que ocurre en el resto de las administraciones públicas, el Protocolo de acosos no es garantista y, en varios casos, las mujeres de la guardia civil se enfrentan a acusaciones de insubordinación cuando reclaman sus derechos.

UGT quiere expresar con este premio su apoyo a este colectivo, animar a las mujeres de la Guardia Civil a que se afilien y participen en las asociaciones y que formen parte del consejo de la Guardia Civil, que es el único órgano de negociación que tienen, y que actualmente solo cuenta con una mujer. Es importante, porque solo desde dentro se puede transformar la realidad. En este sentido, participa en el acto de los Premios del 8 de marzo, María Pilar Vidal Lillo, adjunta a la Secretaría General de Igualdad de la Unión de Guardias Civiles que recoge esta mención y el apoyo de la Unión General de Trabajadores.

El acto  ha contado con las intervenciones del Secretario General de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, la Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas y el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez.

Cristina Antoñanzas ha recordado que “ni la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ni el Secretario de Estado de Igualdad, ni la Directora del Instituto de la Mujer se han querido reunir aún con el sindicato para hablar de igualdad”. “Nosotros tenemos propuestas claras. Reclamamos más planes de igualdad en las empresas, a través de la negociación colectiva, con anexos en los convenios que firmemos. No podemos mirar para otro lado, no nos felicitéis un día y luchad con nosotras todos los días del año”.

Por su parte, Pepe Álvarez ha afirmado que “vamos a luchar a fondo por la igualdad en las empresas. Vamos a impulsar una red de agentes por la igualdad, mujeres y hombres, que en nuestra organización trabajen por la igualdad y luchen contra la desigualdad en los centros de trabajo”. UGT va a luchar “por corregir estas intolerables cifras de violencia de género. Hay que romper con esta lacra, no solo por las mujeres que pierden la vida, sino por las que viven en el infierno, que son muchas más. Este país se tiene que tomar muy en serio la lucha contra el machismo”.

En el acto de entrega de los premios se ha proyectado el vídeo “Seguimos luchando”, ha actuado el dúo “Las Dos en Punto” y se ha escuchado el rap “Jóvenes contra el machismo”. Al finalizar se ha procedido a un paro testimonial de 5 minutos, en el marco del Paro internacional del Mujeres.

Los “Premios 8 de marzo” se celebran en reconocimiento a la labor y trayectoria de personas o instituciones que se han distinguido, por la defensa y la reivindicación de la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.