Visto: 2322

160907 soria rajoy UGT

Una vez más, Mariano Rajoy trata de eludir su responsabilidad por las decisiones que adopta su Gobierno, esta vez elegir a dedo al exministro Soria. Trata además de confundir a los ciudadanos deliberadamente

UGT denuncia que el presidente en funciones Mariano Rajoy mintió al afirmar que el exministro José Manuel Soria “es un funcionario reingresado en la Administración y ha participado en un concurso que se ha resuelto".

El puesto al que se postula el exministro  -representante de España en el Banco Mundial-, es un cargo de libre designación y el destinatario debe contar con la confianza de quien le nombra. El Banco Mundial no saca a concurso este puesto, no aparece publicado en el BOE, es decir, no cumple con el principio de publicidad  exigido en un concurso o concurso-oposición, tanto de promoción interna como de libre concurrencia.

UGT tacha de lamentable que el Gobierno en funciones haya tratado de ocultar un nombramiento de libre designación disfrazándolo de concurso público, procedimiento que, de haber sido cierto, tendría que haber cumplido las condiciones publicidad, mérito, capacidad -bajo unos criterios predeterminados- presentados  ante un tribunal imparcial. Probablemente, bajo estas circunstancias  miles de funcionarios habrían concurrido a este puesto y estarían, además, sobradamente preparados.

Una vez más, Mariano Rajoy trata de eludir su responsabilidad por las decisiones que adopta su Gobierno, esta vez elegir a dedo al exministro Soria. Trata además de confundir a los ciudadanos deliberadamente. Con sus palabras, el presidente en funciones sitúa a los funcionarios ante la opinión pública, en una posición de privilegio muy alejada de la realidad. La mayoría de empleados públicos, un colectivo duramente castigado por la crisis, no tienen a su alcance este tipo de puestos, que quedan a la discrecionalidad de los gobernantes de turno. En este sentido, UGT siempre ha defendido un uso mínimo de los puestos de libre designación y la máxima transparencia en el nombramiento de cargos públicos.

Para el sindicato es una desfachatez la maniobra del Gobierno en funciones que involucra a todo el colectivo de funcionarios del Estado que sí han de cumplir una serie de requisitos cuando optan a una promoción dentro de las Administraciones Públicas.