UGT FICA rechaza la negociación de los permisos retribuidos recuperables en CEPSA

La Coordinadora de la Federación en el Grupo CEPSA estima que la compañía realiza una actividad esencial regulada por ley, una consideración que no pierde aunque se puede haber llegado a una acuerdo con los trabajadores para su aplicación

 

200621 cepsaLa Coordinadora de UGT FICA en el Grupo CEPSA rechaza la propuesta de negociación para la devolución de los permisos retribuidos recuperables de la Compañía por realizar ésta un servicio considerado esencial, tal como figura reflejado en el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por COVID 19 (BOE 14 de marzo del 2020).

El Real Decreto Ley 10/2020 de 29 de marzo, por el que se regula el permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID 19 (BOE 29 de marzo del 2020), dispone que será de aplicación a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector, público o privado y cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración del estado de alarma, establecido por Real decreto 463/2020 de14 de mayo, quedando exceptuados del ámbito de aplicación las personas trabajadoras que presten servicios en los sectores calificados como esenciales.

Por tanto, el permiso retribuido recuperable no es aplicable a la compañía al desarrollar ésta una actividad esencial, y no pierde ese carácter porque se haya llegado o se llegase a algún acuerdo o pacto con los trabajadores para su aplicación.

Ni el proceso negociador puede iniciarse acogiéndose al RDL 10 / 2020, de 29 de marzo, ni el desarrollo y contenido de dicho proceso ha de discurrir siguiendo las prescripciones de esa norma pues, tal como se ha indicado, no es de aplicación al presente caso. Cualquier negociación llevada a cabo en la forma en que pretende la compañía es contraria a derecho y podrá ser impugnada por los representantes de los trabajadores, y a través de la Sección Sindical o de la propia federación de UGT FICA.

Desde la Coordinadora Estatal en el Grupo emplazamos a la Dirección a rectificar su posición que ha trasladado por escrito a Delegados de UGT FICA en distintas líneas de negocio de la Compañía, pese a que se haya llegado a constituir la comisión representativa de los trabajadores, cualquier acuerdo en el seno de la misma sería ilegal aunque se plantee a los trabajadores de forma individual un compromiso de confidencialidad sobre el mismo.