Imprimir

UGT FICA confía en que las empresas eléctricas y las mineras alcancen un acuerdo de venta del carbón

La Federación urge a que la actividad se reanude durante el mes de octubre para que los trabajadores puedan reincorporarse a sus puestos de trabajo

170929 concentracion mina UGT FICALa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT FICA) ha instado hoy a las empresas eléctricas y a las mineras que no suministran carbón en la actualidad (Uminsa, HGB y Asturleonesa) a que alcancen un acuerdo a la mayor brevedad posible para reactivar la venta de carbón autóctono a las centrales térmicas y se unan así al resto de centrales que sí lo suministran, lo que supondrá la reincorporación inmediata de los trabajadores a sus empleos y la finalización de las medidas laborales de carácter temporal que vienen sufriendo desde hace meses.

El secretario sectorial Minero de UGT FICA, Víctor Fernández, de visita en Asturias, ha vuelto a urgir hoy a las partes "a que alcancen lo antes posible un acuerdo duradero" y ha puesto en valor el papel desempeñado por la Federación "para posibilitar la negociación y hacer posible un acuerdo beneficioso para ambas partes que representa un importantísimo balón oxígeno a las comarcas mineras y las familias que dependen de la minería del carbón como medio de subsistencia".

Paralelamente, Víctor Fernández ha reclamado al Gobierno que ponga en marcha de una vez por todas una mesa de negociación en la que estén representadas todas las partes que vienen siendo protagonistas del diálogo social de los últimos años en el sector, entre ellas los sindicatos, y que se pueda alcanzar un acuerdo de futuro que asegure la supervivencia del sector.

UGT FICA considera imprescindible un acuerdo de amplio espectro que se asiente sobre la siguiente hoja de ruta:

-La adopción de las decisiones necesarias que permitan el mantenimiento de una producción de carbón autóctono y que asegure su uso en las centrales térmicas de generación eléctrica. El carbón continúa siendo necesario como energía de respaldo, además de para garantizar la seguridad del suministro y la estabilización de precios de la energía, y más aún en un periodo de transición energética complementariamente al desarrollo de las fuentes de energías renovables, y todo ello para asegurar una participación suficiente del carbón nacional en el Mix de generación eléctrica para todo el período cubierto por este Marco de actuación y más allá en el tiempo con la posibilidad de firmar contratos a largo plazo entre compañías eléctricas y empresas mineras. 

-Un mecanismo que permita la mejora medioambiental y la desnitrificación de las emisiones en instalaciones de producción de electricidad con carbón autóctono tal como el céntimo verde o similar.

-Fomentar el desarrollo de proyectos empresariales generadores de empleo y el apoyo a la creación de infraestructuras a la vez que se incentiva la contratación de los trabajadores desempleados como consecuencia del cese de la explotación minera, sin olvidar la Formación.

-Ejecución de los proyectos tramitados de acuerdo a la normativa sobre "Fondos Mineros" que se encuentran arbitrariamente paralizados y el pago de los mismos.

-Analizar la posibilidad de aplicar factores que pudieran beneficiar al conjunto sector, entre otros un IVA supe reducido.

-Retomar e impulsar los proyectos de Captación, Secuestro y Almacenamiento de CO2 para dar cumplimiento a las obligaciones contraídas en los Acuerdos de París.

-Cumplimiento por parte del actual Gobierno de su compromiso de sustituir el procedimiento mencionado de restricciones por garantía de suministro, por otro procedimiento que garantice la participación del 7,5 % acordado de carbón nacional en el mix de generación eléctrica medido en términos anuales. Por lo que, si las ayudas indirectas a través de Obligaciones de Servicio Público son compatibles con el derecho comunitario y pueden aplicarse, ahora y después de 2018, aquí tenemos una de las posibles soluciones. 

Al mismo tiempo, el Gobierno debe de cumplir los compromisos a los que se obligó con la firma del Marco de Actuación 2013-2018, y en esta línea, debería asegurar la continuidad de las explotaciones mineras más del 2018, tal y como ha reclamado el Consejo Económico y Social europeo en un informe reciente, y estudiar la necesidad de acordar nuevas medidas de futuro que en su día releven a las actuales a partir de 2018 en materias tanto, sociales como de reactivación (infraestructuras, empresariales y formación), hasta que el cambio económico e industrial de las Comarcas Mineras sea una realidad y los jóvenes prioritariamente, junto al resto de la población que allí habitan, tengan garantías de poder vivir y trabajar voluntariamente en su territorio habitual en definitiva las partes deberán empezar en breve a negociar un nuevo ACUERDO MARCO con la referencia de los anteriores cuya vigencia sea superior al 2023 y dentro de los parámetros expuestos en este comunicado, a la vez que deberán dirigirse a los responsables de la UE para solucionar todo tipo de trabas que pudieran existir por parte de las autoridades europeas incluidas las de la DECISION de cierres de 2010 y los acuerdos pudieran llevarse a efecto.

Los trabajadores de UMINSA y de HGB SA han vuelto a concentrarse hoy viernes 29 de septiembre ante las puertas de la central térmica de Compostilla.