UGT FICA rechaza el cierre de la planta de Alcoa en San Ciprián

La medida supone la destrucción de 522 empleos directos y el hundimiento económico de la provincia de Lugo, a la que aporta del 25% de su PIB

 

200528 despidos alcoaLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT manifiesta  su total oposición al cierre planta de aluminio primario del Grupo Alcoa en San Ciprao anunciado hoy por la Dirección del Grupo.

El Grupo Alcoa, en plena alerta sanitaria, ha trasladado hoy a los representantes legales de los trabajadores su intención de no continuar con la producción de aluminio primario, situación que conlleva la pérdida de 522 empleos directos, además de un número no cuantificado de trabajadores indirectos afectados, lo que va a provocar el hundimiento económico de toda la provincia de Lugo, dado que el cierre de la factoría supone la caída del 25% PIB.

Desde UGT FICA entendemos que, si finalmente se produce, este cierre perjudica seriamente a todo el sector industrial español, ya que nuestro país no dispondrá de ninguna capacidad productiva de aluminio primario y, como se ha demostrado en esta pandemia, depender de terceros países para tener este suministro industrial fundamental conlleva no garantizar el abastecimiento de los procesos productivos en sectores claves parpa nuestra economía como el automóvil, c¡la construcción, la alimentación, etc…

Desde UGT FICA ya alertamos a finales del año 2015, cuando se produjeron continuos chantajes del Grupo Alcoa de amenaza sistemática de cierres alegando el interminable problema energético en nuestro país, de que la solución podría pasar por la intervención de las plantas del Grupo Alcoa en nuestro país (en ese momento se incluían las factorías de A Coruña y Avilés).

Desde UGT FICA instamos al gobierno central a que proceda a intervenir la actividad industrial del Grupo Alcoa en nuestro país (incluyendo tanto la producción de aluminio primario como la planta de alúmina) garantizando el suministro de este producto industrial básico para el sector industrial español, e impidiendo esta agresión final de la multinacional norteamericana.

Y ante el fracaso de la venta de las otras factorías de Avilés y de A Coruña, el Gobierno debería tomar también nota y acometer las medidas necesarias para evitar que los especuladores actuales procedan a un posible cierre de ambas factorías.

Desde UGT FICA reclamamos a las administraciones públicas y a los partidos políticos su implicación a todos los niveles para que actúen de forma coordinada, rápida y contundente, ya que, de no ser así, estarán facilitando que se destruya una industria fundamental para el desarrollo económico español.