UGT FICA advierte del tremendo impacto negativo del cierre de Nissan sobre el empleo y la industria

El responsable del Sector Automovilístico de UGT FICA, Jordi Carmona, alerta de que los trabajadores y trabajadoras de las empresas proveedoras “no son invisibles” y reclama un futuro industrial para todos y todas

 

200609 Impacto cierre Nissan

El responsable del sector Automovilístico de UGT FICA, Jordi Carmona, advierte del tremendo impacto que el cierre de Nissan va a tener sobre el empleo y la industria española ya que no se trata tan sólo de los 3.000 empleos directos de Nissan que se pueden destruir sino también de los cerca de 22.000 mil puestos de trabajo de las empresas proveedoras amenazados por el anuncio de cierre de los tres centros de Nissan en Barcelona.

“Desde UGT FICA llevamos tiempo avisando de que el cierre industrial de Nissan tendría un efecto de arrastre brutal sobre el empleo de las empresas proveedoras y sobre el tejido industrial de la zona”, señala, y advierte, que “los trabajadores y trabajadoras de estas empresas no son invisibles, tienen los mismos derechos que los trabajadores de Nissan y familias que necesitan de sus salarios para sobrevivir”.

Desde la Federación no vamos a permitir que se ignoren sus derechos y reivindicaciones. “No son trabajadores de segunda”, insiste Jordi Carmona, para quien “la defensa de los puestos de trabajo es independiente de la empresa en la que se trabaje o el territorio en donde se ubique, son trabajadores y trabajadoras con todos sus derechos”, y por ello “desde UGT FICA tenemos claro que vamos a defenderles con la misma firmeza que al resto de trabajadores”, ya que “han estado ahí también en los momentos difíciles, cuando ha sido preciso hacer sacrificios para asegurar los empleos de todos y todas”, y ahora están participando también activamente en las manifestaciones y en los actos de protesta contra el cierre de Nissan de forma conjunta, que es la forma más oportuna para no restar esfuerzos.

Para Jordi Carmona “hay a quien le cuesta entender que los trabajadores y trabajadoras de las empresas proveedoras no son invisibles”, pero “para eso estamos nosotros, para recordarles que estos trabajadores también han sido y son protagonistas de la trayectoria histórica de Nissan. “Vamos a defender por igual a los 25.000 trabajadores afectados por el posible cierre de Nissan, y a las más de 600 empresas afectadas en mayor o menor medida por el cierre, ya que constituyen una parte esencial y necesaria del tejido industrial de Catalunya y de todo el estado”-

Desde UGT FICA “creemos que hay posibilidades de contar con un proyecto industrial de futuro que tenga en cuenta al conjunto de trabajadores y trabajadoras afectados”. Para que este proyecto pueda ser una realidad es necesario tener claro que, por un lado, están las justas reivindicaciones de los trabajadores de Nissan y sus proveedoras, y por otro, el compromiso en la gestión de esta crisis que deben realizar las diferentes administraciones públicas. Del resultado de este trabajo se verá qué administraciones se han implicado realmente en la resolución del conflicto y cuáles no.

El secretario sectorial de la Industria Automovilística de UGT FICA alerta que el Sindicato “no va a parar de revindicar un futuro industrial para Nissan en la calle o ante cualquier administración, europea o nacional, ante la propia Dirección de Nissan y ante la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi”, un futuro industrial “para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras afectados, con independencia de la empresa en la que desempeñen su puesto de trabajo”.

A pesar de que ni desde Nissan ni desde la alianza están ayudando a facilitar alternativas al cierre de las plantas, “desde UGT FICA insistimos en que los centros de trabajo de Nissan están ubicados estratégicamente, son económicamente sostenibles con mínimas inversiones, son productivos, competitivos y flexibles, en definitiva, constituyen una oportunidad industrial que debe explorarse y reivindicarse en la calle por parte de los trabajadores y trabajadoras, y en los despachos por las administraciones”.

Finalmente, Jordi Carmona agradece las muestras de apoyo que están recibiendo los trabajadores y trabajadoras de Nissan y de las empresas proveedoras por parte de las distintas administraciones públicas y partidos políticos, pero insiste en que éstas, además de apoyar, deben hacer su trabajo y buscar soluciones industriales al anuncio de cierre de las plantas de Nissan, al tiempo que recuerda que quienes están saliendo a la calle son los trabajadores y trabajadoras de Nissan y de sus empresas proveedoras, que están demandando un futuro industrial para todos y todas y soluciones conjuntas”.