UGT FICA exige al Gobierno que pase de las palabras a los hechos en el sector automovilístico

La Federación lamenta que el Ejecutivo no haya informado a los agentes sociales de su intención de abordar un plan para el sector con medidas que venimos reclamando desde hace más de dos años

 

200612 UGT FICA medidas automovilLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT exige al Gobierno que pase de una vez por todas de las buenas palabras a los hechos y negocie con los agentes sociales un plan de medidas de ayuda al sector automovilístico, tal y como venimos reclamando en UGT FICA desde hace más de dos años.

El secretario sectorial de la Industria Automovilística de UGT FICA, Jordi Carmona, recuerda al Gobierno que “la industria del automóvil se encuentra en la actualidad en una situación de extrema gravedad que exige la adopción de medidas urgentes para afrontar no sólo la crisis derivada del COVID-19 sino también, el profundo proceso de transformación que está experimentando el sector como consecuencia de la introducción de las nuevas tecnologías, la conectividad y el coche ecológico”.

Desde hace más de dos años la Federación “viene planteando propuestas sobre las necesidades reales del sector para acometer la transformación hacia el vehículo eléctrico,  hacia la digitalización, la robotización y el cambio conceptual de movilidad, pero al parecer hasta ahora no entraba entre las prioridades del Gobierno”. Y es ahora, cuando los países de nuestro entorno han tomado la delantera en la carrera por apoyar a sus sectores estratégicos, cuando “el Gobierno recuerda que el sector automovilístico también existe y plantean de forma unilateral un paquete de medidas con cifras llamativas que no se han negociado con los agentes sociales”.

Jordi Carmona critica que se haya marginado a los sindicatos en la elaboración de las medidas “cuando desde UGT FICA llevamos años planteando y discutiendo sobre propuestas de futuro”, y lamenta que “se haya dejado de lado la mesa del Acuerdo Estratégico para el Sector Automovilístico” creada en marzo de 2019 como de ruta para debatir sobre las propuestas y necesidad del sector. “Me sorprende que los agentes implicados en el sector nos enteremos por los medios de comunicación de que el Gobierno va a plantear un plan para el sector automovilístico con unas medidas que, independientemente de su necesidad, no incluyen medidas sociales como las que venimos defendiendo desde el Sindicato”, insiste Jordi Carmona, para quien “lo más curioso es que se vuelve a hablar de crear una mesa de negociación para el sector automovilístico, como si la mesa del Acuerdo Estratégico no existiera ya”.

El responsable de la Industria Automovilística de UGT FICA señala que las 23 propuestas presentadas por UGT FICA, algunas de las cuales ya se están abordando en otros países, “ni siquiera han sido discutidas en la Mesa del Acuerdo, cuando, de haberlo hecho, ahora no estaríamos en esta situación tan extrema, como ya advertimos en su momento”. Jordi Carmona subraya que “en la Federación no estamos para hacernos fotos, sino para discutir el fondo de unas medidas que ya llegan tarde y que, de ningún modo, pueden dejar tirados a los trabajadores”.

Pese a la tardanza en la adopción de medidas, Jordi Carmona exige al Gobierno “la puesta en marcha de una verdadera mesa de discusión en la que se aborde urgentemente un Plan Estatal para el Sector Automovilístico con carácter global, y no un plan de parches o de buenas intenciones” porque “a cada segundo que pasamos esperando medidas, el sector del automóvil y sobre todo su empleo, se desangra a velocidad exponencial”.

“Desde UGT FICA no vamos a permitir que el esfuerzo hecho por más de dos millones de trabajadores y trabajadoras de las empresas constructoras, de componentes, de concesionarios, de talleres, de ITVs, de motocicletas, etc., se tiren por la borda por la dejadez del Gobierno, y más cuando sabemos desde el Sindicato hemos hecho propuestas e identificado las necesidades del sector para conseguir que nuestro país siga siendo un referente mundial”.