Ya se puede solicitar el Ingreso Mínimo Vital

Desde hoy, 15 de junio, en la página web de la Seguridad Social. Tendrá un importe mínimo de 461,50 euros al mes, por 12 mensualidades, para una persona que vive sola, aumentándose hasta los 1.015 euros dependiendo de las cargas familiares.

La podrán reclamar las personas entre 23 y 65 años con unos requisitos familiares y económicos específicos. Millones de personas podrán salir del umbral de la pobreza gracias a esta prestación.

La Unión General de Trabajadores recuerda que ya se puede solicitar, a partir de mañana lunes, 15 de junio, la Renta Mínima Vital o Ingreso Mínimo Vital aprobado por el Congreso de los Diputados esta semana. Una prestación que protegerá a 850.000 hogares, muchos de ellos afectados directamente por la crisis del coronavirus.

Una solicitud que se debe tramitar a través de la página web de la Seguridad Social y que se puede presentar hasta el 15 de septiembre, aunque los efectos económicos de la prestación serán retroactivos desde el 1 de junio.

Para el sindicato, esta renta refuerza el Estado de Bienestar y es un hito social en la lucha contra la pobreza, con una prestación que perdurará mientras persista la situación de vulnerabilidad familiar y que debe posibilitar que, quienes accedan a la misma, a través de medidas de fomento del empleo, puedan finalmente ingresar de nuevo en el mercado de trabajo, o en su caso, de inserción social. Por ello, además de la labor de acompañamiento de los servicios sociales, la necesaria insercion social y laboral, para los beneficiarios del IMV que sean empleables, UGT exige un seguimiento permanente de cada caso por parte de los orientadores de los Servicios Públicos de Empleo, con un desarrollo de los itinerarios de formación específicos para conseguir la mayor empleabilidad a corto plazo.

¿Quiénes la pueden solicitar?

UGT recuerda que para acceder al Ingreso Mínimo Vital hay que cumplir unos requisitos fundamentales:

Tener entre 23 y 65 años, o tener menos de 23 años con hijos a cargo;
Ser residentes en España de forma continuada durante, al menos, un año antes de presentar la solicitud;
El titular, si no hay menores a cargo, debe haber constituido el hogar al menos hace 3 años. Si hay menores a cargo, hace al menos un año; o estar capacitado para trabajar, inscritos como demandantes de empleo.
También pueden ser solicitantes de pensiones y prestaciones vigentes a las que tengan derecho, incluidas las del derecho alimentario; las personas que viven solas deben haber estado de alta en cualquiera de los regímenes que integran el sistema de la Seguridad Social durante al menos doce meses, continuados o no, y acreditar que su domicilio ha sido distinto al de sus progenitores durante tres años inmediatamente anteriores a la solicitud; o las mujeres víctimas de violencia de género o víctimas de trata de seres humanos y explotación sexual.

Además, se deben cumplir unos requisitos económicos, como que los ingresos mensuales de la unidad familiar sean por lo menos 10 euros menores que la cuantía de la ayuda. No se computarán como ingresos las rentas mínimas que pagan las Comunidades Autónomas; o que los miembros de la unidad familiar tengan un patrimonio inferior (si son personas solas) a 2,6 veces la renta garantizada anual para un hogar unipersonal (16.614 €), con una escala de incrementos por número de miembros en el hogar (hasta 36.550 € si se trata de un adulto y tres o más menores).

¿Cuál es la cuantía de la renta?

La renta garantizada de base del Ingreso Mínimo Vital son 461,5 € mensuales por 12 meses para una persona que vive sola. Si se tienen hijos a cargo o hay más de una persona en el hogar la renta garantizada va aumentando hasta llegar a 1.015 € al mes. Las familias monoparentales (las que tienen hijos al cuidado de un solo progenitor) tienen, además, un suplemento que se suma a la renta garantizada.

UGT manifiesta también que esta prestación será independiente del cobro de otras prestaciones asistenciales y del subsidio por desempleo, con el fin de proteger a todas las personas que peor lo están pasando debido a esta pandemia.

La Unión General de Trabajadores exige que este Ingreso se revalorice conforme al Indice de Precios al Consumo (IPC)

Millones de personas en situación de pobreza exigían dar un paso como éste

Para el sindicato, la crisis del coronavirus ha situado la necesidad imprescindible de extender de manera urgente la protección a todos los colectivos desfavorecidos, pues la cobertura de la protección por desempleo deja fuera a muchos desempleados sin ingresos (casi el 40%).

Un millón de desempleados más debido a la COVID-19, de los cuales el 40% no cobra ninguna prestación; uno de cada cuatro hogares en riesgo de pobreza o exclusión social; 700.000 hogares sin ningún ingreso; más de un millón de hogares con todos sus miembros en paro; 33.000 personas sin hogar; y 12 millones de personas en riesgo de pobreza. Una realidad, que agravaba la situación precedente, ya grave, de una parte importante de la población, exigía el impulso de esta renta desde hace ya dos meses.

En este sentido, esta renta dotará de recursos mínimos a las familias que estaban en situación de pobreza o exclusión social, que han sido muy golpeadas por esta crisis y muchas de ellas no han tenido ningún ingreso para poder sobrevivir, ya que la red social aprobada por el Gobierno, acordada en buena medida en el ámbito del Diálogo Social, a pesar de su extensión, tampoco ha llegado a todas estas personas.