Es la hora de la recuperación y la construcción de un nuevo país

Ean5wULX0AEfDJM

Pepe Álvarez reclama un gran pacto por la industria y el turismo durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado, “una vez pase la pandemia sanitaria, entrar en fase de recuperación económica y de construcción de un nuevo país. Las personas que más han sufrido con esta crisis no pueden esperar más”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, donde ha puesto en valor el trabajo de las organizaciones sindicales y empresariales “para construir una red de protección para las personas trabajadoras durante la crisis sanitaria, para las empresas y para todo el país”.

Una red que se centró en medidas como los ERTE, “que han sido básicos y fundamentales para que la deshibernación se pueda realizar con plenas garantías para las empresas y los empleados y empleadas. Por ello, somos partidarios de que tengan la misma duración que tengan los efectos de la COVID. Los queremos alargar más allá de septiembre, hasta diciembre, con pleno control de los mismos para establecer si son necesarios prorrogarlos en algunas empresas o ya no”.

En este sentido, ha recordado la necesidad de reconocer el trabajo de los empleados y empleadas del SEPE. “La gestión de los ERTE ha sido compleja y difícil. Las personas trabajadoras han dado todo lo que han podido, y lo siguen haciendo, para gestionar estos ERTE. Pero aún hay personas sin cobrar. Por eso, desde UGT hemos puesto en marcha una campaña para agilizar estos trámites y que las personas puedan cobrarlos más rápidamente. En dos semanas, ya hemos ayudado a más de 20.000 personas”.

Derogar la reforma laboral y acordar un Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI

Para el Secretario General de UGT, los ERTE han sido “el instrumento de flexibilidad laboral más importante de nuestra legislación. Un instrumento que viene de hace muchos años, no de la reforma laboral de 2012”.

Una reforma que, para UGT, “hay que derogar de manera imprescindible. Solo ha traído la destrucción de empleo indefinido y la precariedad en el empleo existente. Queremos derogarla por un acuerdo con las organizaciones empresariales y dar forma a un nuevo Estatuto de los Trabajadores”.

De esta forma, ha recordado que el actual “no se toca desde los años 80 y ahora requiere una actualización plena. Desde las plataformas digitales, que no pueden campar a sus anchas como lo hacen, pasando por la regulación del teletrabajo o las empresas multiservicios”.

Tramitar una prestación de ingresos mínimos con más diálogo

Otra de las redes de protección a las que ha hecho referencia Álvarez durante la crisis ha sido el Ingreso Mínimo Vital, “que aunque es positivo, nos hubiera gustado que se hubiera aprobado un decreto de choque, por un lado, y se hubiera tramitado una ley más general y estructural por otro, con mayor aportación de las organizaciones sindicales”.

“El debate en relación a una renta básica requiere más tiempo”, ha señalado, “el concurso de las administraciones locales y autonómicas y que el Estado garantice un mínimo común para los ciudadanos. Eso requiere servicios sociales en los ayuntamientos que detecten la pobreza, que acompañen a las personas en situación de exclusión a salir de ella”.

“No nos olvidamos de la ILP de Prestación de Ingresos Mínimos que lleva parada en el Congreso cuatro años. Esperamos poder introducirla en el debate parlamentario de esta nueva ley”, ha manifestado.

Pacto por la industria y el turismo

Para Pepe Álvarez, el “Estado tiene que continuar invirtiendo para salir de la crisis pandémica. Nos parece importante poner en marcha políticas que ayuden a reactivar el consumo interno. En este sentido, resulta fundamental un gran pacto por la industria y el turismo, dos de los motores económicos más importantes de este país”.

En relación a la industria, ha recordado que “algunos de los problemas que tenemos hoy son consecuencia de no vertebrar una política industrial más completa, más actualizada, de no invertir más en investigación, en ciencia y en innovación. Ayer mismo se presentó un plan de ayudas para el sector del automóvil, y se hizo sin diálogo previo con las organizaciones sindicales, lo que imposibilitará que sea tan completo como debería”.

Además, resulta imprescindible “implementar un gran acuerdo por el sector turístico, un sector clave para nuestra economía. Hay que aumentar su valor añadido y valorar más la profesionalidad de las personas trabajadoras”.

Pactos importantes que se deberían complementar “con una gran reforma fiscal integral, ya que pagamos pocos impuestos en relación a la Unión Europea (casi 7 puntos menos) y sin impuestos no habrá futuro para nuestros ciudadanos; o con un gran paquete de rehabilitación de vivienda o de mejora del consumo energético”.

Una auditoría externa por parte del Congreso para saber qué ha ocurrido en nuestros servicios públicos durante la crisis

Al inicio de su comparecencia, el Secretario General de UGT ha querido expresar “el dolor de todo el sindicato por los fallecidos y enfermos durante esta pandemia, así como el reconocimiento a todos los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales, muchos de ellos y ellas de UGT, para salvar a este país. Empleados y empleadas que han trabajado en condiciones penosas, sin material de prevención y cobrando, en la mayoría de los casos, 950 euros. Que no se le olvide a nadie”.

En este sentido, ha reclamado al Congreso que “encargue auditorías independientes para conocer qué ha pasado en nuestro país durante la crisis y por qué en algunos servicios públicos ha ocurrido lo que ha ocurrido”. 

“Por qué las residencias funcionaron tan mal, por qué nuestros hospitales han tenido las carencias que han tenido…nos merecemos conocer por profesionales independientes qué ha pasado y qué hay que hacer para que no vuelva a pasar”, ha considerado.

La Unión Europea debe poner todos los recursos al servicio de la ciudadanía

En relación a Europa, Pepe Álvarez ha reclamado que “nuestro país reme de manera común para conseguir que la UE no solo ponga en marcha los fondos que propone la Comisión, sino que no cierre la puerta a más recursos”.

“La UE se la juega en este envite”, ha afirmado. “O ayuda solidariamente, o se puede romper. El Gobierno debe seguir presionando para aumentar los fondos por la vía de las transferencias directas, no de préstamos; impulsar un endeudamiento solidario; no introducir ninguna condicionalidad a los fondos; e impulsar los cambios para resolver los graves problemas de diseño de la UE, con más equilibrio en las políticas y más democracia en las decisiones”.


► Propuesta sindical para la construcción de un nuevo país: "Un país con futuro. Más igualitario. Más productivo. Más verde"