UGT FICA reclama al estado la defensa del sector aeroespacial español mediante medidas de control de su industria

El Gobierno ha de implicarse para garantizar el futuro de la industria aeroespacial, el mantenimiento del empleo y la recuperación de los niveles industriales y tecnológicos desarrollados en España

La pandemia de COVID-19 ha dejado al descubierto las debilidades del sector aeroespacial de nuestro país, pero las amenazas sobre su futuro no vienen de ahora. Desde UGT FICA llevamos años denunciando la externalización paulatina de las capacidades industriales y tecnológicas que se han desarrollado durante décadas en España, la pérdida de influencia y de peso por parte de nuestro país en la toma de decisiones y en la estructura organizativa de la multinacional Airbus. Y todo como consecuencia de una estrategia industrial franco-alemana que ha significado el retroceso de la industria aeroespacial española en el mercado internacional, en beneficios de las industrias de esos países.

Desde UGT FICA consideramos de una absoluta falta de ética que Airbus use la argumentación de la pandemia para llevar a cabo unos ajustes que ya venían apuntándose previamente como consecuencia de esa estrategia de desmantelamiento de las capacidades tecnológicas e industriales españolas. Nuestra Federación ha venido denunciado estos días la controversia de los planteamientos de Airbus y nos reiteramos en la retirada de los planes de ajuste y la apertura de la negociación de un plan industrial que permita a la industria aeroespacial española recuperar su posición de liderazgo internacional. Es necesario establecer una colaboración de carácter permanente público/privada para salvaguardar la industria, fortalecer su desarrollo y su potencial de empleo.

Por un lado, el estado español tiene la necesidad de tener el control de una industria estratégica para el país. Una industria que aporte innovación y desarrollo tecnológico, con la capacidad de abastecer, cuando sea requerida para ello, las necesidades para garantizar la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas, asegurar la soberanía nacional en esta materia y modernizar nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Por otro lado, es necesario que la industria pueda recibir ayudas y requerir incrementos de inversiones por parte del estado para poder sobrevivir a periodos como el que ahora estamos viviendo, y que permita al sector industrial salir fortalecido.

El estado español debe implicarse, hacer justicia y poner en valor a los miles de profesionales españoles que, perteneciendo a una empresa pública, han situado a nuestra industria en los más altos niveles de la industria aeroespacial a nivel mundial.

Por ello las movilizaciones convocadas en Airbus el 23 de Julio deben servir para que el Gobierno se implique y tome importantes decisiones que deben garantizar el futuro de la industria aeroespacial española, el mantenimiento del empleo y la recuperación de los niveles industriales y tecnológicos desarrollados en España.