NO HAY FÓRMULAS MÁGICAS: EMPLEOS DIGNOS PARA GARANTIZAR LAS PENSIONES

Ante la inminente apertura de las negociaciones del Pacto de Toledo, desde UGT FICA abogamos por la búsqueda de otras fórmulas distintas a alargar la edad de jubilación, ya que afectará muy negativamente en la creación de empleo.

Desde UGT FICA venimos observando con preocupación la falta de visión y acción de cara al futuro en materia de pensiones de nuestra clase política. Preocupan especialmente algunos posicionamientos claramente más enfocados hacia perspectivas puramente economicistas, obviando absolutamente las políticas sociales y, por supuesto, sin tener en cuenta que detrás de todo este asunto y su alcance están las personas y su bienestar. La proliferación de estos posicionamientos y la inoperancia de las fuerzas progresistas podrían dar lugar a la tormenta perfecta para destruir todo lo que ha costado tanto tiempo conseguir, y no con políticas, sino con el sudor y las manos de los trabajadores y trabajadoras.

Preocupa que ahora se considere que lo primordial, lo urgente, lo que nos salvará a todos y todas los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país es reformar las pensiones. Eso sí, argumentado con un discurso vacío de contenido, retrógrado y sin tener en cuenta para nada los intereses de los trabajadores y trabajadoras. Un discurso que repite hasta la saciedad la misma canción de siempre, aquello de “así es imposible sostener las pensiones: hay que alargar la edad de jubilación”, la misma prédica casposa e interesada que vienen cacareando la derecha y los poderes económicos. La utilización del discurso por esos interlocutores entra dentro de lo previsible, lo que nos preocupa es que a base de escuchar el mensaje hasta la saciedad, nuestro Gobierno haya acabado creyéndoselo y se ponga la pinza en la nariz para utilizarlo y, lo más grave de todo, que nos quiera engañar con su uso.

A un Gobierno progresista, como presumiblemente es el nuestro, no tendríamos siquiera recordarle desde los sindicatos que para mantener las pensiones no se pasa necesariamente por alargar la edad de jubilación. Para mantener las pensiones hay que generar empleo estable y con salarios dignos, como los que proporciona la Industria, de ahí nuestro empeño en un cambio de modelo productivo para situarla en el eje de nuestra economía. Si seguimos incidiendo en seguir generando empleo precario, inseguro y con bajos salarios no hay sistema de pensiones que se pueda mantener y nos encaminaremos hacia una sociedad muerta, sin recursos y sin futuro.

Desde UGT FICA, ante la inminente apertura del debate sobre las pensiones, exigimos a este Gobierno más empatía hacia los trabajadores y trabajadoras y que aborde el asunto desde una perspectiva social, que ponga los pies en la tierra, la de sus votantes, y no se deje deslumbrar por perspectivas economicistas y soluciones fáciles que benefician siempre a los mismos. El Gobierno tiene que solucionar los problemas reales de los trabajadores y trabajadoras, de tal forma que les permitan salidas dignas al final de su trayectoria laboral, y para ello es necesario poner el foco en la generación de empleo seguro, con condiciones y salarios dignos. Y para conseguirlo el primer paso necesario sería la derogación de la reforma laboral del Partido Popular de 2013.

Al contrario que la derecha, la ultraderecha y los lobby económicos, desde UGT FICA creemos que se han de considerar otras variables distintas para abordar las pensiones en nuestro país, sin necesidad de abocarnos hacia los planes de pensiones privados, que es por lo que se ha venido apostando desde todos los rincones más conservadores de nuestra sociedad. Consideramos que sería inhumano alargar la edad de jubilación a los trabajadores y trabajadoras de determinados sectores de la Industria, la Agricultura o la Construcción, que por la dureza de su trabajo se ha ido achacando mucho más la edad en ellos que en los de otros trabajos menos agresivos físicamente. Es más, habría que acortar anticipar su edad de jubilación a través de coeficientes reductores u otros mecanismos.

Consideramos que jubilar antes a las personas, no debe conlleva más gasto, si con ello se generan nuevos empleos seguros y de calidad, porque lo que es de “cajón de pino” es que alargar la edad de jubilación no genera empleo, y mucho menos seguro ni de calidad, y más allá de solucionar nada, agravará aún más la situación.

Existen fórmulas como el contrato de relevo, cuya aplicación afecta actualmente sólo a la industria manufacturera, que han demostrado su eficacia a la hora de generar empleo de calidad y con derechos. Es incomprensible que se limite su campo de actuación y no se hagan extensivos sus beneficios al resto de los sectores económicos de nuestro país.

Desde UGT FICA consideramos que las pensiones futuras se afianzan con empleo digno y de calidad, y para ello es necesario ubicar en el centro de nuestro modelo productivo el sector que lo genera con más fuerza, la Industria. Exigimos una vez más al Gobierno y al resto de los interlocutores sociales un Pacto de Estado por la Industria para revitalizar nuestra economía y garantizar el sistema de pensiones.

Señores del Gobierno, por favor, dejen de lado la engañifa de alargar la edad de jubilación, pues nos abocaría a un sonoro fracaso del sistema. Pongámonos a trabajar en las necesidades reales de los trabajadores y trabajadoras y de nuestro país. Desde UGT FICA tendemos nuestra mano para ello, pero no vamos a dudar en retirarla y levantar el puño si los intereses de los trabajadores y trabajadoras se ven pisoteados como resultado del proceso de diálogo del Pacto de Toledo que ahora se inicia.