UGT FICA prevé que unos 45.000 trabajadores y trabajadoras participarán en la campaña de recolección de la aceituna de verdeo en Sevilla

La Federación ha solicitado controles diarios frente al COVID-19 y el cumplimiento de todos los protocolos de prevención

Ayer UGT FICA presentó las previsiones para la campaña de recolección de la aceituna de verdeo en la provincia de Sevilla. La campaña arrancará entre el 10 y el 15 de septiembre, y en ella se van a recolectar entre 380.000 y 400.000 toneladas de aceituna, cantidad que podría aumentar si en los próximos días llegasen lluvias.

El responsable del sector agrario de UGT FICA, Emilio Terrón, pronostica que para esta campaña se van a emplear unos 45.000 mil trabajadores y trabajadoras, que percibirán un salario de 48,54 euros diarios y de 71,08 si trabajan los domingos y festivos. En la provincia de Sevilla hay unas 110.000 cartillas agrícolas y de ellas el 60% son mujeres, por ello ha pedido a los empresarios del sector que contraten por igual a mujeres que a hombres, que no discriminen puesto que las labores de la recolección pueden ser desarrolladas por igual por ambos sexos.

El secretario general de UGT FICA Sevilla, José Berjano hizo un llamamiento al empresariado del sector para que no obliguen a trabajar a destajo y a realizar largas jornadas de trabajo a los trabajadores y trabajadoras, pues esta fórmula puede dar lugar al fraude en la declaración de las peonadas por parte de cierto tipo de empresarios. Para evitar este tipo de prácticas es necesario que las autoridades laborales refuercen los controles para que se declaren las peonadas reales que se realizan.

Igualmente ha solicitado controles diarios frente al COVID-19, los empresarios han de garantizar la seguridad y la salud de todos los trabajadores y trabajadoras participantes en la campaña, cumpliendo con todas las recomendaciones de prevención.

El responsable del sector agrario de UGT FICA Sevilla, Manuel Coronel, denunció el continuo crecimiento de los accidentes laborales que sufre el sector sin que la Administración tome medidas urgentes al respecto. Los empresarios asumen la prevención como un impuesto más y así lo reflejan los datos.

Por ultimo Emilio Terrón insistió en denunciar el gran fraude existente en la declaración de jornadas y el inmenso daño que supone para los trabajadores y las trabajadoras del campo.