Imprimir

UGT FICA denuncia que Siemens Gamesa está desmantelando el tejido industrial y el I+D en España

La Federación reclama al Gobierno que revise la actuación del Grupo Siemens en todo el proceso desde la compra de Gamesa y que participe, a través de SEPI, en el capital de la compañía para evitar pérdida de empleo y de conocimiento

 

201005 Siemes Gamesa As Somozas1En el mes de agosto Siemens Gamesa procedía a acordar el cierre de las instalaciones de Aoiz en Navarra despidiendo a 240 trabajadores. Dos meses mas tarde a este anuncio, el comité de empresa de la planta de Somozas se reunió para alertar del riesgo de las instalaciones y anunció su intención de no realizar ninguna inversión en Galicia, dejando tirados a 300 trabajadores con un modelo de pala para el que solo garantizan carga de trabajo para los próximos dos meses.

El proceso de desmantelamiento arranca en el año 2016, cuando se anunció la intención de fusionar el negocio de energía eólica de Siemens y de Gamesa. La operación culminó durante 2017 con la aprobación por parte del regulador bursátil sin que se lanzara una OPA debido al interés industrial que alegó Siemens en la operación. En aquel año 2016, Gamesa obtuvo unos resultados con unos beneficios de 477 millones de euros: nada hacía presagiar la situación que están atravesando los trabajadores en España desde entonces.

En 2018 se anunció una reestructuración mundial de 6.000 trabajadores cuyo impacto en España ascendió a 400 trabajadores directos, incluyendo el cierre del centro de fabricación de Miranda de Ebro. Durante 2019 anunciaron la necesaria salida de otros 109 trabajadores de las oficinas de España, siendo nuestro país el único país que sufrió el impacto de los despidos en oficinas, ejecutado a lo largo de 2020.

A esto, hay que añadir que la compañía adquirió durante 2019 unos activos concretos de un competidor alemán en quiebra llamado SENVION, previo pago de 200 millones de euros, que incluyen centros de fabricación en Portugal.  

La gota que ha colmado el vaso de los trabajadores en España está siendo el año 2020: han procedido a cerrar el centro de fabricación en Aoiz (Navarra), con un impacto en 240 trabajadores; están dejando sin trabajo el centro de fabricación de Somozas (Galicia), con un impacto a 300 trabajadores, y ahora amenazan con llevarse los prototipos asignados en Ágreda (Soria) a Dinamarca. ¨No les importan nada los trabajadores y trabajadoras españoles¨. ¨Cuando se realizó la fusión fijaron una garantía de empleo únicamente para los trabajadores alemanes, la cual no informaron durante la fusión¨. Por si todo esto fuera poco, también durante este 2020 han integrado las acciones de Siemens Gamesa en una nueva empresa denominada Siemens Energy con una cantidad de trabajadores tres veces superior para una cifra de negocio igual o menor a la que tiene Siemens Gamesa.

Respecto a las divisiones de Gamesa Electric, con 600 trabajadores repartidos entre Cantabria, Madrid, Valencia, y a Gamesa Energy Transmisión con 550 trabajadores repartidos entre Euskadi, Burgos y Galicia, todo apunta a que están estudiando su venta, ya que es un negocio muy rentable y ni siquiera han procedido a cambiar su nombre después de la fusión mantenido el nombre de Gamesa como unidad de negocio.

No corre mejor suerte el departamento de I+D en España puesto que, a la salida de los últimos directivos que quedaban en la primera línea española, en las últimas fechas se ha añadido el despido de uno de sus últimos directores de ingeniería en Onshore hasta la fecha, y cuyo trabajo pasarán a desempeñar y liderar desde Dinamarca.

 A este respecto, la Federación denuncian una estrategia deliberada de desmantelamiento de todo el tejido industrial en España, incluyendo  la investigación y desarrollo en nuestro país, toda vez que el grupo Siemens ha eliminado a un competidor y ahora procediendo a trocear una compañía que ha sido rentable durante los últimos 40 años de vida, y luego de haber recibido muchos millones de euros en subvenciones con la apuesta de España por las energías renovables, que llevó a nuestro país a ser pionero mundial en esta tecnología.

 Es curioso que esté ocurriendo este desmantelamiento en nuestro país en unos momentos de crisis por la pandemia de coronavirus cuando las metas acordadas por la Unión Europea hablan de incrementar incluso hasta el 55% la reducción de gases efecto invernadero y cuando España ha apostado por la transición ecológica como como uno de los pilares de la recuperación del país con la transición ecológica como destinatario de buena partes de las ayudas acordadas en la UE fijadas para España en 140.000 millones de euros.

UGT FICA hace un llamamiento al Gobierno de España para que revise la actuación del Grupo Siemens en todo el proceso desde la compra de Gamesa toda vez que los hechos apuntan a que verdaderamente no hay un interés industrial por España y todas las actuaciones llevadas a cabo van encaminadas en sentido contrario. “Es necesario se revise la exención de la OPA del año 2017 y conocer el plan industrial que presentaron al respecto. En paralelo reclamamos al Gobierno que participe, a través de la SEPI, en el capital de la compañía al objeto de evitar la pérdida de empleo y conocimiento de España como país en este tipo de tecnologías que todos los españoles han conseguido con el pago de sus impuestos. Estamos perdiendo un sector del que hemos sido pioneros a nivel mundial y que, lamentablemente, ahora se encuentra en manos de capital extranjero”.