Imprimir

La Audiencia Nacional condena otra vez a Air Liquide por vulnerar los derechos fundamentales de los trabajadores

La Sección Sindical Estatal de UGT FICA considera acertada la sentencia y emplaza a la empresa a retomar el clima de entendimiento con los representantes sindicales

 

210327 Sentencia ALHELa Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha vuelto a dar la razón a UGT FICA en la demanda que interpuso, junto a CCOO y la Intersindical Canaria, contra Air Liquide Healthcare España (ALHE) por vulnerar los derechos fundamentales de libertad sindical de los trabajadores al proceder de forma unilateral a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de la plantilla.

En el fallo de la sentencia, la Audiencia Nacional declara nula la modificación efectuada por la empresa y condena a ALHE a reponer a los trabajadores y trabajadoras afectados sus condiciones laborales anteriores tanto en lo que respecta a la jornada como a la entrega de los tickets de comida, así como al abono de los daños que la decisión empresarial haya producido en el tiempo transcurrido.

La demanda de los representantes sindicales tiene su origen en la decisión adoptada por ALHE de enviar a trabajar desde sus domicilios a gran parte de la plantilla tras el primer estado de alarma por la pandemia, modificando unilateralmente sus jornadas laborales al pasarlas de jornadas partidas a continuas, sin ningún descanso, y retirando las subvenciones de comida a los trabajadores afectados.

Desde la Sección Sindical Estatal de UGT FICA intentamos hacer ver a la empresa que la unilateralidad no era la vía para efectuar los cambios en las condiciones de trabajo, e incluso llegamos a instar a ALHE a que pusiera en marcha el procedimiento legal oportuno para negociar estas modificaciones. La empresa, sin embargo, optó por la imposición en lugar de por la negociación, lo que obligó a la Sección Sindical Estatal de UGT FICA en Air Liquide Healthcare España a interponer una demanda ante la Audiencia Nacional, cuya resolución ha vuelto a dar la razón a UGT FICA al condenar a la empresa a devolver las cuantías de la subvención de comida no remunerada, al pago de un cuarto de hora diario a cada trabajador obligado a trabajar desde su domicilio, así como a la restitución inmediata de las condiciones originarias.

Desde la Sección Sindical Estatal celebramos el fallo de la Audiencia Nacional y emplazamos a la Dirección de ALHE a retomar el clima de diálogo y entendimiento necesario para conseguir acuerdos satisfactorios para las partes y evitar la judialización de las relaciones laborales.